Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos 





  Cap.1-La historia previa a KOF 94  
Saga Orochi   Crónicas NESTS   Cuentos de Ash
         
Cap.2-The King of Fighters 94   Cap.6-The King of Fighters 99   Cap.9-The King of Fighters 2003
Cap.3-The King of Fighters 95   Cap.7-The King of Fighters 2000   Cap.10-The King of Fighters XI
Cap.4-The King of Fighters 96   Cap.8-The King of Fighters 2001   Cap.11-The King of Fighters XIII
Cap.5-The King of Fighters 97        


Capítulo 1: La historia previa a 1994


La historia de la saga The King of Fighters se centra en un primer momento en la ciudad de Southtown, la cual aparece en otros títulos como Fatal Fury o Art of Fighting. Southtown es una ciudad llena de vida. En ella podemos encontrar multitud de negocios tales como restaurantes, pubs, y fábricas entre muchos otros, que hacen de la ciudad un hervidero de actividad. Pero debido precisamente a su riqueza, ha atraído a un misterioso hombre llamado Geese Howard, experto en Hakkyokuseiken, un efectivo arte marcial, el cual llegó a la ciudad en busca de poder, dinero y gloria.

Geese Howard trajo consigo sus negocios ilegales, como el tráfico de armas o de drogas, y su fortuna era tal que incluso se podía permitir el lujo de sobornar a la policia y así seguir realizando  tranquilamente sus actividades. Aún así, no le hubiese hecho falta pues detrás de Geese estaban los matones más despiadados de la ciudad, así que nunca nadie tuvo la osadía de interponerse en sus planes. Es cierto que alguna vez algún ciudadano incauto se había enfrentado a Geese, pero en todas las ocasiones, no se llegó a saber nada más del desdichado rival. Los habitantes recuerdan aún a Jeff Bogard, un defensor de la justícia que se enfrentó a Geese, lo cual le costó la vida.

En cualquier caso esta no fue la única disputa de Southtown, ya que antes de lo acontecido con Jeff Bogard, otros luchadores estaban luchando por su cuenta contra el crimen organizado. Se sabe de la historia de un famoso luchador de la escuela de karate Kyokugenryu llamado Ryo Sakazaki, el cual recibió la noticia de que su queridísima hermana Yuri, había sido secuestrada por una organización desconocida. Sin saber el motivo de ese secuestro, llamó a su gran amigo Robert García, un luchador de la misma escuela que Ryo, y juntos se pusieron a buscar cualquier pista que les ayudara a encontrar a Yuri.


Ryuhaku Todoh, Jack Turner, John Crawley, King, Lee Pai Long, Mickey Rogers, Mr. Big, Takuma Sakazaki

Empezaron sonsacando información a un matón llamado Todoh y a partir de ahí, sólo necesitaron hacer cantar a todo villano que encontraban en su búsqueda a lo largo de toda la ciudad: un bar, el barrio chino, un restaurante, una fábrica, incluso un portaaviones. Los matones más peligrosos de la ciudad comprobaron por desgracia, el poder y la técnica de los dos luchadores. Finalmente un jefe del crimen y número dos de la organización llamado Mr. Big, confesó el lugar en donde se encontraba recluida Yuri: el gimnasio de karate de la ciudad, pero su captor y presunto jefe de los villanos, un enmascarado  llamado Mr. Karate, no pensaba soltarla sin antes pelear contra Ryo y Robert.

En la pelea, el misterioso luchador dejó claro que dominaba la técnica Kyokugenryu a la perfección, pues su velocidad y potencia eran increíbles. Además, usaba exactamente las mismas técnicas que Ryo y Robert. Las cosas se estaban poniendo difíciles, pero tras combatir como verdaderos campeones, nuestros protagonistas lograron vencerle.



Al quitarle la máscara, comprobaron que se trataba de Takuma, el padre de Yuri y Ryo. No podían dar crédito a lo que veían. Takuma les contó que se vió obligado a pelear contra ellos porque el nuevo jefe del crimen de la ciudad, un joven luchador millonario llamado Geese Howard, le había chantajeado, secuestrando a Yuri.

       

Otros luchadores hicieron aparición, como Geese Howard, Eiji Kisaragi, Temjin, Yuri Sakazaki

Juntos decidieron ir a por Geese, aunque para ello tuvieron que enfrentarse a algunos de los delincuentes vencidos en la primera contienda, a los cuales se les sumaron otros nuevos como Eiji o Temjin. A pesar de ser duros rivales, no pudieron parar a nuestros cuatro héroes, Ryo, Robert, Takuma y Yuri, y finalmente lograron llegar hasta Geese y derrotarlo.

Años más tarde y todavía marcado por la derrota a manos de los Sakazaki, Geese seguía temeroso de que los pocos ciudadanos con suficiente valentía para hacerle frente pudieran unirse contra el, así que ideó un plan. Crearía un torneo local llamado King of Fighters, y en dicho torneo podría deshacerse de todos esos rivales al inscribir a sus mejores secuaces en él. Desde su creación, nadie había conseguido llegar a la final, en donde el finalista se las podría ver con el mismísimo Geese, y es que su mano derecha, el inglés Billy Kane, era un experto en el manejo del Bo, el bastón usado en artes marciales, haciéndole invencible. Todos los luchadores que llegaban a semifinales, acababan sus días a manos de este malvado luchador.

En la edición de 1991, aparecen inscritos en el torneo tres hombres que sin duda harían tambalear desde el principio, el reinado de Geese Howard. Estos tres hombres eran Terry Bogard, Andy Bogard, y su amigo Joe Higashi. Terry y Andy eran hermanos, hijos del también experto en Hakkyokuseiken Jeff Bogard, que tuvo la mala fortuna de perecer ante el poder de Geese. Joe era el campeón mundial de Muay-thai, y se inscribió en el torneo con el fin de ayudar a los dos hermanos a consumar su objetivo en el torneo, acabar con Geese y así vengar la muerte de su padre. Estos fueron los participantes de la primera edición:

Duck King, Hwa Jai y Joe Higashi Richard Meyer, Terry Bogard y Tung fue Rue Michael Max y Raiden Andy Bogard, Billy Kane y Geese Howard
 
Los combates crearon gran esepctación en toda la ciudad

Desde el primer round pudo verse la absoluta superioridad técnica de los tres luchadores, y poco a poco, combate tras combate, subieron en el ránking del torneo hasta incluso acabar con el temido Billy Kane, el cual haciendo mérito a su deshonor, contaba con la ayuda de secuaces entre el público y cada vez que le desarmaban, volvían a tirarle el Bo a las manos. Al acabar con Billy, unos matones secuestraron al ganador y le llevaron a la Geese Tower. La lucha iba a celebrarse en la azotea del edificio del villano, y no tendría ninguna piedad... pero ninguno de los tres héroes tampoco.

Enseguida pudo verse que de los tres, Terry era el que más destacaba por su fuerza y habilidades. Su estilo era similar al de su padre, pero con una diferencia, Terry realmente disfrutaba peleando con rivales más fuertes que el, continuamente buscando puntos débiles donde poder vencer. Tras unos minutos interminables en los que ambos demostraron todo su poder, Terry consiguió derrotar a Geese propinándole un golpe tan fuerte que lo lanzó de la azotea, precipitándose irremediablemente al vacío, y pereciendo en la caída. O al menos eso fue lo que supusieron los tres ganadores del torneo...

Tras la derrota de Geese, los tres luchadores se fueron de Southtown y decidieron llevar caminos separados por el mundo, peleando con otros luchadores para aprender más e ir perfeccionando su técnica, poco a poco.

Mientras tanto en la ciudad, un nuevo villano hacía aparición, un noble alemán llamado Wolfgang Krauser, experto en artes marciales y mucho más poderoso que el anterior jefe de la ciudad, Geese Howard. Wolfgang llegó a dominar las técnicas de lucha de un linaje ancestral, el linaje Strolheim, y se sabía de sus combates que era sumamente despiadado y cruel en sus ataques, que su máxima diversión durante la pelea era ver sufrir a su rival. Se comentaba en la ciudad que las peleas eran su gran afición, gustándole combatir contra adversarios que siempre eran más inferiores que el, y por esta razón, ninguno lograba vencerle.

Una de las primeras medidas que tomó Wolfgang en “su” ciudad fue la reedición un año más del torneo de lucha King of Fighters, con el objetivo de poder enfrentarse al luchador que había vencido a Geese, pues sentía curiosidad por ver qué clase de técnica dominaba como para poder haber realizado semejante gesta. Pero como los vencedores de la pasada edición se encontraban en otros países, el torneo dejó de ser local para convertirse en un evento internacional. En esta ocasión el torneo no se desarrolló en la ciudad de Southtown, sino que tuvo lugar en parajes alrededor del mundo, y, si antes Geese contaba con la colaboración de Billy en el torneo, ahora Wolfgang contaba con sus dos guardaespaldas más poderosos. En primer lugar el ex-campeón de los pesos pesados Axel Hawk, y en segundo lugar, el torero español Lawrence Blood.



Los tres villanos no dieron tregua a nuestros héroes.
El evento se desarrolló en diferentes partes del mundo.

Poco a poco, los tres protagonistas, Terry, Andy y Joe, fueron escalando posiciones en el torneo, y finalmente tras una serie de reñidos combates, llegó el momento de saldar cuentas con Wolfgang. Terry pudo comprobar como Wolfgang era poderosísimo, sin embargo había una gran diferencia entre ellos. Mientras que Wolfgang se había entretenido luchando contra adversarios claramente inferiores a él, Terry llevaba largo tiempo luchando y aprendiendo de luchadores más poderosos, de ahí que finalmente el combate se inclinara a su favor, venciendo a tan temible adversario. Y tal y como sucedió la pasada edición, el famoso torneo volvía a quedarse sin anfirión...

     
 
Subir
  Capítulo 2: The King of Fighters 94  

En 1994, un nuevo villano se estaba abriendo camino: Rugal Berstein. Rugal era un hombre que tras años de dedicación a negocios ilegales, había conseguido prosperar y ser el mayor traficante de armas y de drogas del mundo. Se comentaba que su fortuna era tal, que tenía su propio portaaviones, el Blacknoah, el cual lo utilizaba nada menos que como transporte personal en sus andaduras alrededor del mundo. De esta manera los gobiernos internacionales se veían siempre con serias dificultades a la hora de localizarlo y darle caza. Y de esta manera Rugal, conseguía mantener a raya a sus demás enemigos ya que el Blacknoah estaba fuertemente armado. No obstante en el cuerpo a cuerpo, Rugal también era peligrosísimo, pues dominaba a la perfección una serie de técnicas de artes marciales que le hacían invencible ante cualquier adversario que se atreviera a enfrentarse a el. De hecho, se sabe que muchos son los luchadores que le plantaron cara, pero desgraciadamente ninguno salió con vida de esa pelea.

En 1994, Rugal tuvo la idea de reflotar el torneo King of Fighters, que tanto éxito había tenido los años anteriores, Pero en esta ocasión habría nuevas normas. The King of Fighters consistiría en combates por grupos en vez de individuales, el cual cada grupo pertenecería a un país determinado y estaría constituído por 3 luchadores diferentes. Los enfrentamientos serían uno contra uno hasta que uno de los equipos venciera al otro, y así pasaría a la siguiente ronda, hasta la final que enfrentaría el equipo ganador a Rugal. Ahora que las normas estaban establecidas, era el momento de enviar las invitaciones. Mature, secretaria personal de Rugal, envió ocho sobres blancos con el sello de Rugal a los destinatarios correspondientes para el torneo.

Estas invitaciones fueron enviadas a ocho países del mundo: Estados Unidos con la participación de Heavy D!, Lucky Glauber y Brian Battler,  Japón, con el equipo formado por Kyo Kusanagi, Benimaru Nikaido y Goro Daimon, Inglaterra, el único equipo formado por mujeres (Mai Shiranui, King y Yuri Sakazaki), Italia, equipo formado por Terry, Andy y Joe, México, con la participación de Ryo Sakazaki, Robert Garcia y Takuma Sakazaki, Corea, (con Kim Kaphwan, Chang Koehan y Choi Bounge), China, representada por Athena Asamiya, Sie Kensou y Chin Gentsai, y por último Brasil, representado por Clark, Ralf y Heidern.

 
Ikari Warriors
Ralf, Heidern y Clark
Psycho Soldiers
Sie Kensou, Athena Asamiya y Chin Gentsai
USA Sports Team
Lucky Glauber, Heavy D! y Brian Battler
 
 
Art of Fighting/Kyokugen Team
Robert Garcia, Ryo Sakazaki y Takuma Sakazaki
Hero/Esaka Team
Benimaru Nikaido, Kyo Kusanagi y Goro Daimon
 
 
Fatal Fury/Garou Densetsu Team
Andy Bogard, Terry Bogard y Joe Higashi
Women Fighter Team
Mai Shiranui, Yuri Sakazaki y King
South Korea/Tae Kwon Do Team
Chang Koehan, Kim Kaphwan y Choi Bounge
 

Pero poco antes de dar comienzo el torneo, una misteriosa figura irrumpió en los aposentos de Rugal, dispuesto a pararle los pies justo antes de que diese comienzo el torneo...En ese momento, lejos de allí, los combates comenzaron con las nuevas normas como gran novedad. Los espectadores podían tener la oportunidad de ver a los mejores luchadores del mundo enfrenándose entre si en una serie de combates y hasta que sólo uno de los equipos acabara con todos los miembros del equipo rival. Pero a diferencia de las anteriores ediciones, esta vez ganó finalmente el equipo de Japón, cuyos tres participantes poseían técnicas de lucha bien diferentes entre si. Kyo Kusanagi era un luchador joven conocido por su dominio sobre técnicas de llamas escarlata, Benimaru Nikaido era otra joven promesa de las artes marciales con gran dominio de la electricidad en sus ataques, y por último, Goro Daemon era el veterano judoka que le daba al equipo la experiencia necesaria para salir victoriosos pelea tras pelea, dominando el elemento tierra.

Qué mejor manera de vivir las peleas que ver enfrentarse a los mejores del mundo...

Una vez otorgado el título al equipo de Japón, este fue invitado por Mature, una de las secretarias de Rugal, a subir a bordo de un helicóptero que finalmente les llevaría al buque de Rugal, el Blacknoah, donde tendría lugar el último enfrenamiento de esta edición de The King of Fighters. Cuando Mature les llevó hasta su anfitrión, estos pudieron ver horrorizados como la sala en donde se encontraban estaba repleta de estatuas que correspondían con los luchadores que habían retado a Rugal tiempo atrás, y este les explicó que dichas estatuas realmente eran los luchadores derrotados a los que les había recubierto de una capa de acero, para así tener un recuerdo de sus victorias para toda la eternidad.

Aunque el anfitrión estaba confiado de tener este destino reservado para ellos, los luchadores del equipo de Japón se enfrentaron valientemente a Rugal, pero desde el primer segundo quedó patente que este no tenía rival, pues sus ataques, aprendidos de la misma técnica que usaban Geese y Wolfgang, eran absolutamente devastadores. De los tres luchadores, tan solo Kyo fue capaz de hacer mella en Rugal, ya que tanto Benimaru como Goro no eran lo suficientemente fuertes como para derrotar al villano. Tras una encarnizada lucha, Rugal venció a estos dos, quedando en pie únicamente Kyo, el cual trató desesperadamente de vencerle, sin éxito. Tras recibir unos golpes durísimos, Kyo parecía no tener opciones pero en ese momento, vió una sombra en un rincón de la estancia, y al cabo de un momento, pudo darse cuenta de que se trataba de su propio padre, Saisyu Kusanagi, aquella figura misteriosa que había intentado sin éxito pararle los pies a Rugal antes del evento. Eso le encolerizó de tal modo que, haciendo acopio de toda su rabia y de todas sus últimas fuerzas, propinó un golpe tremendo a Rugal con su ataque del torbellino de llamas escarlata, venciéndole in extremis en una batalla que aún hoy en dia se recuerda.

La lucha final fue sumamente dura para ambos luchadores. Tan sólo el espíritu combativo de
Kyo pudo hacer que finalmente Rugal fuese derrotado de una vez por todas.

Pero Rugal no pensaba quedarse de brazos cruzados tras la derrota. Haciendo gala de un nulo espíritu de competición, cogió un detonador que estaba conectado con explosivos puestos en diversos puntos del buque, y pulsó el botón, haciendo estallar el barco, haciéndolo hundiendose poco a poco. Tras una frenética carrera hacia cubierta, el equipo de Japón consiguió escapar por poco, y pudo ver cómo el Blacknoah se hundía lentamente en el mar. Sin duda una edición del torneo muy reñida, y donde nuevamente se quedaba sin anfitrión para el año siguiente, o al menos eso parecía...

Con rugal derrotao y el Blacknoah en el fondo del mar,
la paz había vuelto para nuestros héroes...
     
    Subir
  Capítulo 3: The King of Fighters 95  

Pasó un año desde la última edición, y parecía que en esta ocasión no habría torneo. Y no era para menos, pues el anterior anfitrión, Rugal, había sido derrotado y lo mas seguro es que yaciera en el fondo del océano junto con los restos de su buque, el Blacknoah. Sin embargo los equipos que habían formado parte de la edición anterior, volvieron a recibir unas invitaciones, en este caso firmados con una simple "R". ¿Acaso se trataba de Rugal? ¿Había logrado sobrevivir? Todos sin excepción se preguntaron quién podría ser ese extraño remitente, sin saber muy bien qué se proponía. Tan sólo se sabía que su objetivo era reunir de nuevo a los luchadores para la edición de ese año.

Una vez reunidos los luchadores, se les informó de algún que otro cambio. El equipo americano no estaba, ya que había sido imposible su localización, en su lugar hacía acto de presencia un nuevo equipo cuyos componentes gozaban de una muy mala reputación. Por un lado teníamos a Billy Kane, el matón de la primera edición de Fatal Fury que tan difícil le había puesto las cosas a los tres protagonistas en 1991, en su camino hacia Geese Howard. Por otro lado, hace su aparición un viejo conocido de la saga Art of Fighting, el ninja Eiji Kisaragi, el cual volvía a rivalizar con Ryo Sakazaki para saldar las cuentas de su último encuentro, y por último nos encontramos con un carismático pero oscuro y misterioso luchador, Iori Yagami, el cual domina al igual de Kyo la técnica de las llamas, pero su color es púrpura en lugar de anaranjado. El caso de Iori y su rivalidad con Kyo es difícil de explicar, puesto que se remonta a tiempos inmemoriales, sin llegarse a saber a ciencia cierta el origen de la rivalidad entre las familias Kusanagi y Yagami.

 
Ikari Warriors
Heidern, Ralf y Clark
Psycho Soldiers
Athena Asamiya, Sie Kensou y Chin Gentsai
Rival Team
Iori Yagami, Eichi Kisaragiy Billy Kane
 
 
Art of Fighting/Kyokugen Team
Ryo Sakazaki, Robert Garcia y Takuma Sakazaki
Hero/Esaka Team
Kyo Kusanagi, Benimaru Nikaido y Goro Daimon
 
 
Fatal Fury/Garou Densetsu Team
Terry Bogard, Andy Bogard y Joe Higashi
Women Fighter Team
Yuri Sakazaki, Mai Shiranui y King
South Korea/Tae Kwon Do Team
Kim Kaphwan, Chang Koehan y Choi Bounge
 

 

Los combates se celebraron nuevamente en escenarios alrededor del mundo. Los luchadores pelearon entre ellos ferozmente haciendo gala de unos poderes y técnicas claramente mejoradas respecto al año anterior, fruto de un constante aprendizaje.Uno tras otro, los equipos fueron cayendo ante el poder y técnicas de las artes marciales del Hero Team (Kyo, Benimaru y Goro), pero poco antes del fin del torneo y una vez en el descanso, alguien echó gas somnífero al equipo, haciendo que se desvanecieran, perdiendo temporalmente el sentido...

Despertaron en un lugar oscuro del que apenas podían verse unos a otros. Poco a poco sus ojos se fueron acostumbrando a la penumbra y comenzaba a iluminarse el lugar. Una risa malvada inundó el lugar, una risa desagradable pero terriblemente familiar... ¡Se trataba de Rugal! Pero no podia ser, pues recordaban verlo hundirse con su buque un año atrás. Sin embargo, Rugal apareció ante ellos, con un brazo cibernético implantado y con un poder mucho mayor que el que demostró tener en la anterior edición del King of Fighters.

Tras una breve presentación, Rugal llamó a su otra secretaria, Vice, para que trajera al próximo rival de los finalistas. Todos se quedaron sin palabras al ver que se trataba del mismísimo Saisyu Kusanagi, el padre de Kyo. Por sus ojos enloquecidos, pudieron ver que estaba siendo controlado de algún modo por Rugal. Y en efecto, le había lavado el cerebro con alguna técnica desconocida, y había conseguido que se enfrentara en una pelea a muerte contra su propio hijo. Benimaru y Daimon vieron que Kyo no podría con ambos y enseguida colaboraron con él. Empezaron a pelear contra Saisyu y pudieron ver lo técnico que era, con una guardia perfecta y unos ataques directos a cualquier punto que el rival dejase al descubierto.

Sin embargo, esta conexión con Rugal le había debilitado mentalmente y no podía luchar al 100%. Aún así la lucha fue encarnizada y ambos luchadores del Hero Team pudieron por fin derrotarle. Poco antes de desmayarse, le susurró a Kyo que debía enfrentarse a Rugal y vencerle, pues si no lo lograba, el mundo estaría perdido ante un ser aparentemente invencible. Kyo asintió, y fue directo a por Rugal. Pero lo que parecía un difícil combate aún lo fue más cuando fue testigo del cambio que sufrió Rugal en ese preciso momento. Hinchado de ira y de furia, mostró su verdadera naturaleza y empezó a transformarse en otro ser más oscuro y más poderoso, el temido Omega Rugal. Sin duda la lucha sería épica, pues era imposible pronosticar quién podría ganar...

El último combate de la edición de The King of Fighters iba a desarrollarse en el silo de misiles de la base subterranea de Rugal. Como ya habían hecho anteriormente, ambos rivales pusieron toda su voluntad en el combate, y si Kyo estaba motivado por vengar a su padre, Omega Rugal lo estaba gracias a la ira hacia quien hacía tan poco tiempo le había derrotado. Pasaron los primeros momentos del combate y Kyo al poco ya estaba en el suelo debido a los golpes que le propinaba una y otra vez su contrincante. Valeroso y sin desear ser vencido, se levantó, aunque no por mucho tiempo, pues al poco volvió a ser alcanzado por un nuevo ataque de Omega Rugal que le volvió a dejar tendido en el suelo.

En ese instante, empezaron a oírse voces que le animaban, gritando su nombre y animándole a seguir y a vencer a su rival.  ¡Se trataba de sus compañeros del torneo! Eran Athena, Kim, Robert, Ryo, Terry, Andy... todos habían acudido a la lucha para dar ánimos a Kyo. Este, al verlos, recuperó fuerzas y pudo seguir el combate. Por más que Omega Rugal le golpeara una y otra vez, por más que le tumbase, él siempre se levantaba para seguir. Poco después cuando parecía que la victoria no se decantaba ni a favor de uno ni a favor de otro, los presentes pudieron ver como a Rugal le empezaban a fallar las fuerzas. Mejor dicho, la fuerza acumulada en él empezaba a hacerle perder el control, haciendo que poco a poco cediera terreno ante Kyo.

Ya sin posibilidad de vencer, Rugal empezó a retorcerse de dolor y a despedir pequeños destellos, y justo en ese momento, se escuchó la voz de Iori diciéndole que no era digno para tener ese poder, que sólo aquellos de auténtico linaje serían capaces de controlar tanto poder. Tras ello y como venganza, Iori despidió un haz de luz, iluminando el área y desintegrando a Rugal para siempre. Kyo, Benimaru y Daimon se apresuraron a abandonar la base y así pudieron ser proclamados nuevos vencedores de The King of Fighters, sin poder saber si el año siguiente volverían a verse o si bien no habrían más ediciones. Aunque eso si, para ellos lo más importante era llegar a saber algún día cómo Rugal podía haber obtenido tanta fuerza, y de dónde provenía ese poder...

 
 
Subir
Capítulo 4: The King of Fighters 96
 

Pasó todo un año y una vez más, los equipos de la pasada edición volvieron a recibir unas misteriosas invitaciones para poder competir de nuevo en el torneo The King of Fighters. Pero la edición de 1996 no la iba a organizar Rugal, ya que había perecido en su intento por dominar una poderosa fuerza absorbida de manera misteriosa. De hecho casi nada se sabía de la nueva anfitriona, una mujer de la cual no se sabía ni siquiera su nombre.

Pero esta vez iban a haber algunos cambios en los componentes de algunos equipos, ya que en su mayoría las viejas glorias dejaban paso a la nueva generación de luchadores los cuales a pesar de su juventud gozaban de una trayectoria dentro de las artes marciales digna de auténticos expertos en el combate cuerpo a cuerpo. Además, por primera vez el torneo dejaba de ser una serie de combates conocidos casi únicamente por los contrincantes, sino que se empezó a televisar a nivel internacional, levantando muchísima expectación, tanto como unas olimpiadas. Era el evento deportivo por excelencia, una oportunidad única de ver a los mejores luchadores del mundo en combate..

Como decíamos, los cambios en los integrantes de los equipos fueron varios: tenemos la salida de Heidern y su cambio por una misteriosa chica llamada Leona, el cambio de Takuma por su hija Yuri, y la incorporación de la hija de Todoh de Art of Fighting, Kasumi Todoh. Por su parte reapareció Iori en un nuevo equipo formado además por las secretarias de Rugal, las letales Mature y Vice. Pero sin duda la incorporación que puso a todos en tensión fue sin duda el nuevo equipo formado nada menos que por Geese, Krauser y Mr.Big. Los dos primeros de esta forma hacían ver al resto de rivales que seguían en forma y estaban dispuestos a vencer en el torneo, mientras que Mr. Big, uno de los jefes liderado por Geese, únicamente se inscribió por sus deseos de venganza hacia el equipo Kyokugenryo formado por Robert, Ryo y Yuri, tras los acontecimientos surgidos en Southtown durante Art of Fighting.


 
Ikari Warriors
Leona, Ralf y Clark
Psycho Soldiers
Athena Asamiya, Sie Kensou y Chin Gentsai
Yagami Team
Iori Yagami, Vice y Mature
 
 
Art of Fighting/Kyokugen Team
Ryo Sakazaki, Robert Garcia y Yuri Sakazaki
Boss Team
Geese Howard, Wolfgang Krauser y Mr. Big

Hero/Esaka Team
Kyo Kusanagi, Benimaru Nikaido y Goro Daimon
 
 
Fatal Fury/Garou Densetsu Team
Terry Bogard, Andy Bogard y Joe Higashi
Women Fighter Team
Kasumi Todoh, Mai Shiranui y King
South Korea/Tae Kwon Do Team
Kim Kaphwan, Chang Koehan y Choi Bounge
 

Al poco de empezar el torneo se supo que un misterioso luchador había retado a Kyo días atrás. Por lo que se supo, este hombre se enfrentó a Kyo con un enorme poder que hizo a Kyo presentir que se trataba del mismo poder que un año atrás había destruído a Rugal, pero a pesar de ello demostró tener un coraje fuera de lo común y aceptó el duelo. Por desgracia las cosas no fueron bien para nuestro carismático luchador, y fue vencido en los primeros compases del combate con tanta contundencia que necesitó de la ayuda de médicos en un hospital cercano.

Afortunadamente, Kyo pudo presentarse al torneo a tiempo y en forma. Ese hecho no tuvo mucho calado en el torneo ya que pronto se vio que ciertas rivalidades entre algunos de los luchadores más conocidos, iban a ser la nota protagonista del evento. Sin ir más lejos teníamos al mismo Kyo siempre en disputa con Iori, y Terry, con la amenaza constante de un Geese cada vez más encolerizado. Y hablando de Iori, resultó sorprendente que en tan poco tiempo hubiese podido desarrollar tanto poder incluso para ser un serio aspirante al título, y sorprendía combate a combate por el potencial demostrado. Y al igual que Iori, Leona también despuntaba como una seria aspirante al título pues su poder y técnica no dejaba lugar a dudas de su calidad como luchadora.

 

Pasaron las rondas y los combates seguían siendo la delicia de millones de televidentes en todo el mundo, y poco a poco los equipos ganadores veían más cerca las finales. Pero cuando faltaba poco para ello, la misteriosa anfitriona por fin se dio a conocer. Esta mujer era también una poderosa guerrera llamada Chizuru Kagura, la última descendiente del clan Yata, el cual, como explicó ella misma, estaba destinado a custodiar el sello que cerraba las puertas a este mundo de una poderosísima fuerza maligna la cual por desgracia se había roto hacía diez años, viéndose por tanto obligada a organizar la nueva edición del torneo al necesitar encontrar a los tres luchadores más fuertes del planeta. Si los cuatro reunían fuerzas, juntos podrían volver a sellar ese poder, sin embargo, era necesario que entablasen combate, así que retó al Hero Team a luchar contra ella, combatiendo finalmente en un estadio propiedad de la familia Kagura. Como Chizuru peleó sola, no fue difícil ganar, (se enfrentaba nada menos que a los tres campeones de las dos últimas ediciones de the King of Fighters), pero a pesar de ello tuvieron que dar todo de si, sin concesiones en ningún momento.

Una vez hubieron ganado, Chizuru les explicó que el poder que quería volver a sellar tras su liberación era la oscura y poderosísima fuerza de Orochi. En ese momento Kyo recordó lo que le dijo una vez su padre, que los Kusanagi estarían destinados por los siglos de los siglos a luchar contra el poder de Orochi, y de hecho, el poder liberado diez años atrás había sido encerrado por miembros de la familia Kusanagi, nada menos que 1.800 años atrás.

Los integrantes del Hero Team siguieron las explicaciones de Chizuru, sorprendiéndose al saber que precisamente fue Rugal y su arrogancia la que provocó la auténtica liberación del poder de Orochi, a pesar de que no hubiera sido el responsable de que el sello se hubiera roto. Este poder necesitaba de un luchador capaz de llevar consigo durante un tiempo esa energía, y a pesar de que Orochi sabía el triste destino que le esperaba a Rugal, no le importó en absoluto, pues su destrucción significaría la liberación definitiva tras un letargo de casi dos milenios. Y justo en ese momento, empezó a soplar un viento huracanado tan potente, que en unos segundos destrozó el estadio, tirando al suelo a todos los presentes.



En ese momento, los integrantes del Hero Team se pusieron en pie y pudieron ver cómo Chizuru estaba herida de muerte tras tanta destrucción. Apenas podía tenerse en pie y en un último esfuerzo, le dijo a Kyo que la única manera de volver a cerrar el sello era aliándose con Iori, su eterno rival, pues tras los combates había visto precisamente que eran ellos los únicos que tenían un poder latente tan poderoso como para que, en conjunción, pudiera lograr tan difícil objetivo. Pero no iba a ser tan facil. Desde luego por lo que respectaba a Kyo, no pensaba colaborar con Iori pues ambos desde siempre habían sido enemigos.

Un nuevo luchador había hecho aparición. Cuando el viento se calmó, pudieron ver la figura de un hombre, y una voz les decía que no estaba asombrado en absoluto por cómo les había visto pelear. Esa voz rápidamente fue reconocida por Kyo, ¡Era el misterioso luchador que le había vencido justo antes del torneo! Su nombre era Goenitz, el verdadero responsable de la liberación de Orochi, y estaba allí para impedir que ningún luchador llegara a sellar ese poder, fuese cual fuese el precio. Amenazó a Kyo y le dijo que si intentaba interponerse en su camino volvería a ser derrotado, que no tenía ninguna posibilidad de vencer. Esto encolerizó a Kyo el cual aceptó el combate, el más importante de su vida, el que iba a impedir que el planeta entero sucumbiera ante Orochi...

 

La pelea fue durísima, Kyo se iba al suelo una y otra vez, impotente ante el poder de Goenitz. Pudo comprobar que en efecto, esa sensación que sintió antes del torneo, en su primer combate contra su rival era acertada, era la misma energía que llevó Rugal en su momento, pero a diferencia de este, Goenitz parecía saber controlarla. Unos ataques poderosísimos, una guardia a prueba de balas y unos rápidos movimientos impedían a Kyo cualquier avance, hasta el punto que tras unos instantes de tensión, Goenitz agarró a Kyo y lo tiró fuertemente al suelo, preparando así el momento para darle el golpe de gracia.

Pero ante la sorpresa de todos, Goenitz fue brutalmente golpeado por Iori, el cual de manera increíble había decidido ir en ayuda de su rival. No fue un acto generoso ni mucho menos. Goenitz tras recuperarse del golpe casi en ese mismo instante, le dijo a Iori que poseía el poder de Orochi, que desde siempre había estado latente un su interior. Pensó Iori que al fin podía explicarse su control sobre el poder púrpura que le caracterizaba como luchador, pero Goenitz le dijo que además había otra luchadora con ese mismo poder, la integrante del Ikari Team, Leona. Tras una breve pausa Iori le dijo que el único motivo que tenía para detener el combate era que Goenitz no era digno para matar a Kyo, que ese gran honor únicamente le pertenecía a él, a Iori. Así que Goenitz, encolerizado por tal osadía, retó a ambos luchadores a un combate en el que por un momento, tanto Kyo como Iori, dejaban a un lado su rivalidad para centrarse en un objetivo común.

Con lo que no contaba Goenitz era que precisamente la unión de dos luchadores tan poderosos como ellos podía ser capaz de vencerle, y de hecho así fue. Mientras se sucedían los golpes, un asustado Goenitz pudo ver como Iori empezaba a usar el poder característico de Kyo, sustituyendo el típico poder púrpura de su magia por otro escarlata. Juntos le propinaron un último ataque combinado final, tumbando irremediablemente al villano, ya sin fuerzas y sin posibilidades de vencer. Justo en el momento de la derrota de Goenitz, apareció una recuperada Chizuru que les dijo que ambos habían conseguido derrotar a tan fiero rival ya que precisamente ambas familias, los Kusanagi y los Yagami, habían sido aliados desde siempre tiempo atrás, y que fue esa unión la que precisamente pudo conseguir cerrar el sello de Orochi hacía 1.800 años. Mientras tanto y con el viento, Goenitz se desvaneció, desapareciendo del lugar.

 

Era el momento de aliarse, dijo Chizuru, pero Iori aseveró no estar dispuesto a recibir órdenes de nadie, puesto que seguiría otro camino diferente, ajeno a sus consejos. Iori en ese momento empezó a entrar en cólera de manera tan salvaje que le hizo entrar en trance, en un estado que Chizuru explicó que era el Riot of Blood, un proceso por el cual la sangre de Iori, portadora del poder de Orochi, empezaba a liberar todo esa energía contenida y aletargada durante años. Tras un grito ensordecedor pudieron comprobar en lo que se había convertido en un horrible monstruo, rapidísimo y muy fuerte, pero sin control. Iori les dió la espalda con la intención de desaparecer.

Sin embargo, sus compañeras de equipo, Vice y Mature fueron enseguida a su encuentro, un gran error ya que sucumbieron sin piedad al enorme poder del encolerizado Iori.
Estas dos muertes supusieron el trágico y triste final de la edición de The King of Fighters de 1996. Ahora Kyo se encontraba en peligro, un peligroso poder le acechaba, y quién sabe qué le depararía el futuro...




    Siguiente   Subir
         
         
Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos