Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos 





3 Count Bout
Género Lucha
Número de fases 9
Niveles de dificultad AES 4
Jugadores 1 - 2
Continues AES 4
Duración de la partida 20 minutos
Memory Card
Trucos No


3 Count Bout (Fire Suplex en Japón) fue la primera incursión de SNK en el no tan popular género de lucha wrestling. En el juego, vamos a poder controlar a diez miembros de la SWF (SNK Wrestling Federation) en aras de competir en un gran torneo llamado el SWF Wrestle Festival. El objetivo es ganar el torneo para conseguir fama mundial así como dinero, ya que el premio para el ganador promete ser suculento...

Fue lanzado en 1993, el mismo año en el que Capcom sacó su Saturday Night Slam Masters. Puestos a la venta casi al mismo tiempo, lógicamente es improbable que SNK quisiera copiar o hacer un clon del título de la empresa rival, pero lo cierto es que es indiscutible que en Osaka alguien tuvo la misma idea que utilizaron los de Capcom, pues en ambos nos encontramos con varias semejanzas, como un botón para el salto además de un sinfín de movimientos especiales de ataque.







Luchadores
 
Terry Rogers   Blues Hablam
  • Con 1'85m de altura y 139 kg de peso, es el protagonista del juego, y aparece como un wrestler patriota americano. Posiblemente está inspirado en la leyenda del wrestling Terry Funk. En el juego, es muy famoso y seguido tanto por fans masculinos como femeninos. Es rival de The Red Dragon.
  • Con sus 1'88m de altura y 160 kg de peso, lleva siempre consigo un cuchillo en sus combates. Posiblemente basado en Abdullah the Butcher, aunque éste llevaba un tenedor. De nacionalidad mexicana, es la versión enmascarada de Blubber Man.
 
Roy Wilson   Leo Bradlay
  • Mide 1'98m y pesa 138 kg, y su nacionalidad es alemana. Al igual que Marstorius, está inspirado en un wrestler profesional llamado Bruiser Brody. Es conocido en el juego por sus combates violentos.
  • Con 1'91 m de altura y 112 kg, es toda una eminencia dentro del SWF. Este canadiense es conocido por su lucha encarnizada durante los combates.
 
The Red Dragon   Gochack Bigbomb
  • Japonés, de 1'78m de altura y 113 kg de peso. Está inspirado en la leyenda japonesa del wrestling llamado The Great Muta, llevando un atuendo similar de sus primeros años de luchador. Desde pequeño fue instruido en artes marciales chinas, pero en lugar de eso, acaba siendo un wrestler que incorpora técnicas de kung fu en sus combates. Desde que entra en el SWF, tiene una rivalidad con Terry Rogers.
  • Español, de 2'13 metros y 200 kg de peso. Quizás está basado en The Bushwakers. Es la versión enmascarada de Big Bomberder. Intenta ser más popular, sin éxito, debido a sus modales rudos.
 
The Gandhara   Blubber Man
  • Procedente de La India, mide 1'80 m y pesa 91 kg. Tras su participación en el torneo SWF, se ha convertido en el campeón novato.
  • Es la versión sin máscara de Blues Hablam.
 
Master Barnes   Big Bomberder
  • Es una mezcla entre Dock Vrij y los Road Warriors. Mide 2'03 m y pesa 163 kg. Es el actual campeón de los pesos pesados del campeonato SWF
  • Es la versión sin máscara de Gochack Bigbomb.
 




Tiene una buena presentación gráfica, y es algo que hay que matizar, pues le ocurre lo mismo que a otros tantos títulos del catálogo que han envejecido mal, y que siendo auténticos bombazos en su momento, actualmente han perdido prácticamente toda su capacidad de asombrar. En este sentido, 3 Count Bout debe analizarse teniendo en cuenta el nivel técnico del resto de videojuegos del género en su año de lanzamiento, sólo así nos daremos cuenta de la gran calidad gráfica. Los sprites, aunque faltos de originalidad, destacan desde el primer momento por su gran tamaño y su nivel de detalle, que si bien los diseños son demasiado parecidos unos de otros, no deja de representar lo que podríamos encontrar en un torneo real. Sus movimientos gozan de una fluidez y suavidad muy digna, a pesar de que algunas posturas de guardia parecen a la vista algo forzadas. Algunas escenificaciones serán realmente espectaculares, como las concernientes sobretodo a las entradas al ring por parte de cada luchador, un auténtico espectáculo.

Los escenarios tienen un diseño demasiado parecido unos respecto a otros, pero es que la propia naturaleza del deporte obliga a que prácticamente todos los combates transcurran dentro de un ring con poca variación entre ellos. Es cierto que también lucharemos en callejones lo cual da algo de frescura al título, pero no es suficiente para aprobar este apartado con nota.

También nos encontraremos con algunos detalles interesantes, como por ejemplo en alguna ocasión la inclusión de cuerdas electrificadas, posibilidad en ciertos combates de utilizar pistolas teaser o tonfas, el asistente de cámara que acompañará a los luchadores en todo momento, los fans entre el público...

Sin tener un acabado fuera de serie, el apartado gráfico cumple bastante bien y demuestra las aptitudes del sistema en cuanto a manejo de grandes sprites. El sistema de golpes relacionado con la lucha libre, hace que no puedan haber efectos espectaculares que podríamos encontrar en otros títulos de lucha más populares.







Tiene una de las mejores bandas sonoras que se podían escuchar hasta ese momento por tratarse de un título de peleas. Algunas melodías pueden parecer repetitivas y de hecho lo son, pero en la práctica, al estar concentrados en la pelea, resultarán agradables al oído, haciendo su trabajo de complementarse a la acción.

Los efectos son los que se pueden esperar en un título de lucha, puesto que son variados y contundentes al oído. Destaca principalmente la voz del speaker que anuncia el inicio de los combates, pues lo hace con una voz clara, sorprendente por tratarse de un juego de 1993.

 


 


Hay multitud de pequeños detalles, como puede ser el repertorio de golpes propios del wrestling, los golpes especiales propios de cada luchador (y diferentes al del resto de la plantilla), agarres, proyecciones, poner a nuestro rival contra las cuerdas, luchar fuera del ring, correr o incluso ejecutar ataques en salto. Para finalizar un combate, podremos someter al contrario o bien ganarle por KO. Los luchadores son diez en total: Big Bomberder, Blubber Man, Blues Hablam, Gochack Bigbomb, Leo Bradlay, Master Barnes, Roy Wilson, Terry Rogers, The Gandhara, y The Red Dragon, y cada cual tendrá su técnica específica además de sus propios súpers.

Los controles son los siguientes:

Movimiento Botón
Puñetazo, ejecutar movimiento de ataque
Ataque especial repetidamente
Patada, ejecutar movimiento de ataque
Salto, ataque bajo
Burla, cubrirse de un agarre
Retroceso rápido +
Ataque en salto + o +
Paso rápido
Zafarse de un agarre , , (continuamente)


Al inicio de la partida podremos seleccionar el modo de juego que queramos (P1 VS COM, P1 VS P2, y P1.P2 VS COM), siendo el último un modo cooperativo contra la máquina bastante divertido. Dentro del modo contra la CPU, podremos seleccionar uno de varios torneos. Cada dos o tres combates en el torneo, participaremos en una pelea callejera o en un death match:

- Peleas callejeras: transcurrirán o bien en una zona de construcción o bien en un garaje, y encontraremos armas que poder utilizar contra nuestro rival, además de poder hacer enfadar a alguien de entre el público y que nos ataque junto a nuestro oponente (por ejemplo, el dueño de algún coche que hayamos golpeado). La pelea acabará cuando alguien gane por KO.
- Death Match: Tendrán lugar en un ring con cuerdas electrificadas, y tendremos la posibilidad de recoger armas que usar contra nuestro rival. La pelea acabará cuando alguien gane por KO o por sumisión.

Profundizando un poco más en la jugabilidad, es cuando nos damos cuenta de que debería haberse pulido mucho más de lo que está. En este sentido, una vez empieza el combate y hemos agarrado al contrario (sistema de ataque crucial), tenemos cerca de medio segundo para pulsar el botón tantas veces como podamos, antes de elegir la dirección del combo para nuestro movimiento. Algo que en teoría debería ser correcto para un juego arcade, pero que en la práctica no es así. Resulta que transcurridos los primeros rounds, poder ganar a la máquina en este “minijuego” es algo muy complicado, pues se nos exige unos reflejos sobrehumanos, sólo apto para unos pocos jugadores. Por tanto a modo de estrategia, intentar llevar la iniciativa del agarre es algo que podemos descartar de antemano. La CPU nos ganará en multitud de ocasiones.

Pero ahí no acaba la cosa. Si pensamos que cambiando de táctica vamos a poder jugar como en Saturday Night Slam Masters, donde priman los puñetazos y patadas además de los especiales, estamos muy equivocados. Querer derrotar al rival controlado por la CPU de este modo, es una tarea imposible, pues su agresiva IA está programada para golpearnos antes a nosotros. Si intentamos pelear con ayuda de los saltos, lo más seguro es que acabemos de bruces en el suelo, puesto que lo esquivará rápidamente. Si además añadimos una base no muy buena debido al control del personaje bastante tosco, entonces nos damos cuenta de que SNK debería haber trabajado muchos aspectos para así mejorar la jugabilidad del título, el cual tiene muy buenas ideas pero muy mal implementadas.

Tan solo el modo dos jugadores se puede salvar realmente de estos problemas, y eso si jugamos al modo P1 VS P2, pues así no sufriremos la prioridad constante de la CPU contra el jugador humano.









3 Count Bout es un título que trató de plasmar las peleas de lucha libre, en un sistema de 16 bits, y el resultado es aceptable. Tiene unas premisas muy buenas, y un apartado gráfico y sonoro decente, pero desgraciadamente se queda a medio camino debido a un sistema de juego contra la máquina sumamente injusto, desanimando al jugador y por tanto, tirando por tierra las posibilidades de volver a él periódicamente. Tan solo el modo versus podrá salvar a un título que como hemos apuntado, tiene grandes carencias.






Lo Mejor  

- Sprites enormes, bien detallados y con fluidez de movimientos.
- La voz del speaker.

Lo Peor  

- Jugabilidad frustrante.

Alternativas  

Sin salir del género del wrestling, tan solo dispondremos de dos títulos más con los que seguir dando duro a nuestros rivales, en esta ocasión controlando monstruos gigantescos: la saga King of the Monsters es la única alternativa.


 



No disponibles.


  Subir
 
Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos