Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos 





Bomberman: Panic Bomber
Género Puzzle
Número de fases 9
Niveles de dificultad 8
Jugadores 1 - 2
Continues infinitos
Duración de la partida 30 minutos
Memory Card
Trucos No


Tenemos ante nosotros una evolución del famoso juego de Sega de 1989, Columns, el cual supuso a su vez toda una innovación en lo que a juegos tipo Tetris se refería. En esta ocasión, Hudson Soft fue un paso más allá, y a la jugabilidad propia de este tipo de juegos, le añadió una temática basada en su franquicia Bomberman, presentando por tanto un producto el cual el jugador se sentía más familiarizado. Sin ir más lejos, este título se considera una entrega más de la saga, aunque poco tiene que ver con el juego Neo Bomberman y similares.






Bomberman: Panic Bomber es para la placa arcade (tras varios ports hechos en consolas como PC Engine, Virtual Boy, Super nintendo, etc), la versión mejor acabada, en todos los sentidos. Los gráficos son muy sólidos y cuentan con un acabado general que nada tiene que ver con los anteriores, cuyos detalles eran más escasos y con un acabado de color menos conseguido. Si bien es un sistema de juego totalmente diferente a Neo Bomberman, el gran acierto de Hudson Soft en esta versión es que sigue fielmente el estilo que nos ofreció aquel juego, de manera que durante la partida podremos identificar y reconocer las caras de los bomberman, las bombas, las explosiones con la típica forma de cruz, etc.

No hay mucho que decir acerca de los sprites, pues en su mayoría se basan simplemente en esas caras sin apenas animación, aunque a pesar de ello el juego tampoco requiere de ningún detalle más elaborado. Lo que si se agradece y que no todos los juegos de puzzle presentan, es la aparición de sucesivos backgrounds diferentes mientras jugamos en cada fase, mostrándonos divertidas ilustraciones de nuestros bomberman.

El conjunto es sumamente colorista y gracias a la paleta que podemos ver en pantalla, hacen que esta sea la versión visualmente más destacable de todas las que salieron en esos años.








El apartado sonoro es otro de los aspectos a tener en cuenta, ya que cuenta con unas músicas muy animadas, siempre dentro de una temática que recuerda más a un juego infantil, algo muy de moda en este tipo de juegos de puzzle. Destaca nada más insertar el cartucho, la pista de audio del opening “Neo Geo max 330 Mega”, a la cual se le ha añadido percusión, algo único en el catálogo. Además, el juego cuenta con pistas más aceleradas en función de cómo juguemos, y en este sentido, si comenzamos a pasar dificultades contra nuestro oponente, sonará una música que nos ambientará esos momentos de tensión.

El conjunto de efectos estará formado por los típicos sonidos de las fichas al rotar, al colocarse en la parte inferior, explosiones etc. Además se incluyen multitud de voces, referidas a gruñidos diversos de nuestros protagonistas, voces en japonés que anuncian determinadas situaciones...

En este sentido, se ha conseguido un acabado muy completo, siempre encaminado a divertir al jugador durante la partida, con unas melodías alegres y unos efectos de sonido en muchas ocasiones de tipología cómica.

     


El sistema de juego es bastante fácil de entender. El jugador 1 dispondrá de la parte izquierda de la pantalla como zona de juego, mientras que la CPU o el jugador 2, dispondrán de la parte derecha. El juego consiste en mover unas fichas que irán cayendo, fichas formadas por agrupaciones de cabezas de Bomberman, las cuales podremos ir desplazando y girando bajo nuestro criterio. Una vez toquen la parte inferior de la pantalla, otra pieza volverá a bajar, y así sucesivamente. En ocasiones caerán otros objetos, pero es algo que explicaremos más adelante. Estos son los controles:


Acción Botón
Girar ficha
Bajar ficha rápidamente
Desplazar ficha /


Nuestro objetivo es sencillo, debemos hacer coincidir tres o más cabezas Bomberman del mismo color, en una fila, para que puedan desaparecer. Esta fila puede ser horizontal, vertical o incluso diagonal. Cuando esto ocurra aparecerá una bomba de color negro en la pantalla, de manera que si realizamos un combo, serán varias las bombas que aparecerán.

Encontramos dos medidores azules encima nuestro y de nuestro rival, Al igual que la disposición de la pantalla, el de la izquierda es el nuestro y el de la derecha es el de nuestro contrincante. Aparecerá una bomba la cual aumentará su zoom a medida que completemos esas filas de cabezas del mismo color, y aumentará de zoom más rápido cuantas más cabezas del mismo color hagamos coincidir, así como cuantos más combos consigamos hacer a la vez. Al conseguir tener la bomba totalmente ampliada, dispondremos de ella para poder lanzarla en nuestra área y acabar así con un gran número de piezas en nuestra parte de pantalla, incluyendo cabezas y bombas, las cuales pasarán a la pantalla del rival en forma de bombas parecidas a las negras (se distinguen por poseer ojos), pudiendo inclinar la balanza a nuestro favor de forma definitiva.


Sobre los objetos que nos pueden caer aparte de las típicas cabezas Bomberman de colores, destacan dos. Por un lado, las bombas negras, las cuales no tendrán mayor utilidad que ir ordenándolas de manera que podamos librarnos de todas ellas con una sola explosión, y en segundo lugar las bombas rojas, las cuales al situarlas junto a alguna de las anteriores, harán que estas exploten, librándonos de filas enteras de bombas negras que nos dificultan la partida. En relación a esto, hay que tener en cuenta que nuestros movimientos al respecto van a influir sobre el rival, ya que al hacer explotar dichas bombas negras conseguiremos pasarlas a ese lado... pero cuidado, porque lo mismo puede hacer el contrario, dando lugar a unas feroces batallas en las cuales nos medimos tanto en velocidad como en estrategia.

También contaremos con un medidor Power Up de bombas rojas, el cual nos mostrará el rango de explosión de dichas bombas, comenzando con un rango igual a dos, pudiendo aumentarlo a medida que conseguimos puntos en base a fichas de colores enlazadas y combos.

Es en definitiva un juego adictivo, el cual nos permitirá una adaptación casi de forma inmediata. Eso si, si jugamos en modo 1 player, hay que tener en cuenta que la partida se puede complicar mucho, puesto que la CPU juega con una velocidad y eficacia muy buenas, obligándonos a no cometer demasiados errores si queremos ganar.






Como el lector habrá podido comprobar, se trata de un juego tipo Columns con el añadido de la famosa temática Bomberman, sin duda el aliciente del título que lo hace diferente a tantos y tantos otros juegos clónicos. A pesar de no contar con unos gráficos que lleguen a asombrar al jugador, son de los más depurados que podamos ver, si lo comparamos con el resto de ports hechos para otros sistemas. Con una jugabilidad sencilla y sin ninguna aparatosa norma que aprender, hace que el secreto de su éxito sea precisamente su jugabilidad directa.

A pesar de no ser un género que triunfase demasiado dentro del catálogo del sistema, es una buena alternativa a tener en cuenta, máxime si nos gustó el juego Neo Bomberman. Eso si, no esperemos un juego de dificultad fácil, pues la CPU es rápida y nos mandará bombas en multitud de ocasiones, llegando a veces a ser una tónica abusiva. Si no dominamos demasiado el género, probablemente acabemos abandonándolo al cabo de pocas partidas.






Lo Mejor  

- La jugabilidad, directa y sin complicaciones.
- La ambientación Bomberman.

Lo Peor  

- Excesiva dificultad en partidas contra la CPU.

Alternativas  

No tenemos demasiadas alternativas si queremos jugar a un juego de estas características, siendo el "extraño" Gururin, el más parecido, teniendo en cuenta el género al que pertenecen ambos.


 



No disponibles.


  Subir
 
Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos