Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos 





Ironclad / Chotetsu Bri'kinger
Género Shooter
Número de fases 6 por partida
Niveles de dificultad 4
Jugadores 1 - 2
Continues 4
Duración de la partida 40 minutos
Memory Card
Trucos No


En septiembre de 1996 y de la mano de Saurus, los usuarios japoneses de Neo Geo CD estaban de enhorabuena, pues acababa de salir a la venta un título no solamente exclusivo para esa consola, sino además para el mercado nipón. En sí mismo el proyecto no era más que un intento de aumentar el interés de los usuarios por la consola, y por tanto, sus ventas. No era la primera vez que SNK llevaba a cabo esta estrategia de márqueting, pues pocos meses antes puso a la venta Zintrick y The King of Fighters 96 Neo Geo Collection, y el año anterior, Crossed Swords 2, todos ellos también exclusivos para este sistema.

La historia de Ironclad / Chotetsu Bri'kinger como juego físico no deja de ser sorprendente, pues durante muchos años estuvo inaccesible para los usuarios de Neo Geo en su formato cartucho. Las buenas noticias llegaron en el año 2009. Nintendo, a través de su canal virtual de la consola Wii, puso a la venta el juego Ironclad. Alguna persona con conocimientos de hacking e ingeniería inversa, en muy poco tiempo sacó el archivo del juego de la consola Wii, lo diseccionó y tras comprobar que dentro del archivo se encontraba un emulador y las ROMS, pudo extraerlo con relativa facilidad. Posteriormente grabado en chips eproms e insertados en los cartuchos de AES o MVS, por fin se dispuso de él en estos formatos.


Las primeras unidades a la venta en formato cartucho tuvieron un alto precio en el mercado, debido a la gran demanda que existía. A día de hoy es posible encontrar este juego, tanto en AES como en MVS, con su correspondiente kit completo de artes, relativamente bien de precio.

El argumento del juego es original, pues se aleja del más que conocido recurso de la invasión alienígena. En el año 1920, el Reino de Chop fue conquistado por la malvada República Iron Mask. Este malvado gobierno, convirtió los verdes prados del antiguo reino en una tierra contaminada y tóxica, y esclavizó a todos sus habitantes. La gente de Chop deseaba con todas sus fuerzas que alguien surgiera con el valor suficiente como para enfrentarse a las fuerzas de la república... Los años pasaron, sin novedad, hasta que casi no quedó esperanza. Pero en esos momentos de desesperación, una figura metálica surgió de los cielos: Ironclad.






Los gráficos son uno de los puntos fuertes, por no decir el más destacable de todos, y es que a pesar de estar programado para un sistema de 16 bits, el juego tiene un aspecto digno de un shooter de Playstation 2. El secreto de su éxito son los gráficos CG que utiliza para los sprites, así como sus decorados pseudo-3D que podemos ver en otros juegos del catálogo, como Shock Troopers 2nd Squad. Los sprites han sido diseñados para tener unas formas y texturas que simulan muy bien las superficies metálicas, y siguiendo con esa tipología CG (a su vez presente en otros como Ragnagard o Overtop), se ha conseguido crear unos movimientos con tantos frames que la suavidad estará a la orden del día, dando como resultado unas espectaculares batallas.

Otra característica que destaca de los sprites, es por un lado el estilo tan concreto de su diseño, lo cual brinda bastante personalidad, así como la gran variedad de enemigos que nos encontraremos a lo largo de la aventura, desde naves básicas de tamaño como el nuestro, hasta tanques, mechas y enemigos similares a crustáceos, pasando por bosses de dimensiones gigantescas.






Y esa espectacularidad no se habría conseguido a nivel general de no ser por los backgrounds por los que transcurre la acción. En este caso (no olvidemos que el juego nos ofrecerá rutas alternativas por las que llegar hasta el final boss), los decorados tienen ese acabado típico de otros juegos que intentaban ofrecer con sus gráficos, una simulación pseudo-3D, con más o menos acierto. En el caso que nos ocupa el resultado es muy bueno, pues no vemos el error gráfico tan típico de otros títulos en los que podían “verse” las capas de diferentes texturas moviéndose separadamente. Aquí aparecen como un todo muy sólido, lo cual consigue una ambientación muy buena. Pongamos por ejemplo la primera fase, sin ir más lejos. El resultado es impresionante pues a la localización de la ciudad en ruinas, tenemos que añadir detalles tales como la gente corriendo, el movimiento del fuego en los edificios, sombras, o el reflejo de la luz en el suelo. Brillante. La variedad también está presente en los decorados, pues lucharemos en paisajes marítimos, aéreos o terrestres de diversa índole (ciudad, puente, fábrica, etc).





Sin tener en cuenta el apartado sonoro de la Virtual Console (de acabado peor al original), hemos de decir que la banda sonora es una de las mejores que podemos escuchar, pues se ha adaptado a las capacidades de la Neo Geo CD, dando como resultado una música que llama la atención desde el primer momento. Su sonido techno nos atrapará en una ambientación que trasmite un ensalzamiento de la acción mostrada en pantalla hasta niveles casi épicos, y además se amoldará a acontecimientos que vayan a suceder, como por ejemplo el cambio a melodía de órgano cuando nos enfrentamos a los bosses.

Los efectos de sonido son impresionantes, sobretodo contundentes y con la suficiente variedad como para no resultar cansinos con el paso de las fases. Lo más destacable de esa variedad es que constantemente podremos escuchar diferentes efectos a la vez, algunos agudos, otros graves, según sean disparos, explosiones o recogida de ítems, que literalmente “llenan” la acción de forma muy acertada.

     



Los controles de la nave son los siguientes:

Movimiento Botones
Disparo
Ataque potenciado mantener
Acercar / alejar Drone
Hyper-Bomb


Disponemos de una nave con la que acabar con los innumerables (y variados) enemigos que intentarán destruirnos. En muchas ocasiones, los enemigos soltarán power-ups o armas al ser destruidos, con lo cual podremos acabar fácilmente con los enemigos de esa zona. Al llegar a los bosses, el juego se complicará bastante, pues nos encontraremos con unos jefes de dimensiones bastante considerables que irán desde unas diez veces nuestro tamaño, hasta otros que ocuparán toda la pantalla. Es por ello que la aventura se complicará bastante en esos momentos, y la dificultar crecerá bastantes enteros respecto a las demás zonas.

La jugabilidad es muy parecida a la que vimos en la saga R-Type, puesto que disponemos de una nave a la cual se le añade un drone que nos acompañará a lo largo de toda la partida. Este drone actuará de forma automática disparando a los enemigos aunque eso si, tendrá una IA que no es todo lo buena que debería ser. Al igual que ocurre en este tipo de shooters, podemos acercar nuestro drone y aumentar nuestra capacidad defensiva, así como cargar el botón de disparo para realizar un ataque bastante destructivo, o bien podemos alejarlo de nosotros para que podamos incrementar nuestra capacidad de ataque.


La dificultad es la justa como para tomarse el juego como un reto, y en este sentido es de los shooters del catálogo más equilibrado. Por supuesto nos encontraremos con algunas partes bastante complicadas, pero en general no nos encontraremos con un título excesivamente amigable ni extremadamente difícil, esto último habitual en Neo Geo. A esto ayuda el hecho de poder elegir dificultades que se ajusten a nuestra habilidad, cuatro en este caso, pero sobretodo que contemos con una barra de vida que nos permitirá sobrevivir pese a recibir algunos impactos, alejándonos de ese concepto más tradicional de que basta un solo disparo para acabar con nosotros.

Otras virtudes son por ejemplo la posibilidad de elegir una de entre tres naves disponibles, con comportamientos muy diferentes entre si. Además tiene modo cooperativo, el cual nos proporcionará diversión a raudales, pudiendo seguir estrategias diferentes que en el modo en solitario.


Pero sobretodo lo que más llama la atención en lo que se refiere al apartado jugable, es la inclusión al final de cada stage, de varios caminos opcionales a seguir, más o menos como lo que nos encontramos en juegos como Star Fox (Nintendo, 1993). En primer lugar debemos recordar que no es una característica para nada habitual en este tipo de juegos, luego en si mismo es todo un reclamo para todo aquel aficionado a los shooters. Pero es que eso lleva implícita una gran ventaja sobre el resto de títulos, y es que pocas veces la rejugabilidad tiene tanta cabida. Quedando finalmente un recorrido que se abre en forma de árbol, tendremos la oportunidad de jugar innumerables partidas con tal de ver todos los backgrounds y enemigos que nos ofrece el título. Todo un acierto por parte de Saurus.

Si tuviéramos que encontrar una pega a la jugabilidad, esa sería la aparición de ralentizaciones durante determinados momentos. En concreto los bosses. En esos momentos, es tal el tamaño de los mismos y son tantos los disparos que lanzan contra nosotros, que el hardware acaba sucumbiendo al esfuerzo. Es algo que podemos aprovecharlo en nuestro favor (recordar otros títulos como Last Resort), pues ese lag hace que la dificultad baje mientras dure... sin embargo el problema está presente, y va a ser una constante si jugamos a dobles, pues es en este modo de juego donde realmente los continuos slowdowns lo convierten en un producto bastante mediocre.

Asimismo Ironclad adolece de varios aspectos negativos menos llamativos, los cuales no dejan de tener cierto componente subjetivo. En primer lugar, el control algo tosco del drone, el cual podría haberse pulido un poco más. Por otro lado, aunque el juego presenta un apartado gráfico espectacular, no supuso una “revolución” en la scene, como sí pudimos ver en el caso del lanzamiento del primer R-Type, o de Star Fox.






Nos da la posibilidad de ser rejugado como mínimo entre 4 y 5 veces para poder conocer todos los caminos alternativos que ofrece. Imaginemos que queramos pasar varias veces por la misma zona y memorizar ataques enemigos, patrones etc... a buen seguro nos mantendrá ocupados una buena temporada.

Además, acudiremos a él cada cierto tiempo, ya que técnicamente es muy avanzado y siempre apetece ver una vez más hasta dónde se pudo exprimir técnicamente el hardware. Por no mencionar una jugabilidad muy sólida, eclipsada a veces por esas ralentizaciones antes mencionadas, y constantemente presentes en el modo 2 Players.







Lo Mejor  

- Ambientación tremendamente diferente al resto de shooters.
- Posibilidad de elegir rutas alternativas.
- Jugabilidad muy conseguida.

Lo Peor  

- Las ralentizaciones, sobretodo en el modo 2 Players.

Alternativas  

A pesar de que no contemos con ningún otro juego de similares características técnicas, el catálogo está poblado por shooters de mucho renombre y que nos proporcionarán momentos inolvidables. Desde los espectaculares Blazing Star, Pulstar o Strikers 1945 Plus, pasando por Sonic Wings 2 o 3, hasta los más clásicos Alpha Mission II, Last Resort o Ghost Pilots, entre otros.


     


No disponibles


  Subir
 
Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos