Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos 





Metal Slug 5
Género Run and Gun
Número de fases 5
Niveles de dificultad AES 4
Jugadores 1 - 2
Continues AES 5
Duración de la partida 40 minutos
Memory Card
Trucos No


En 2003 aparece la sexta entrega de la aclamada saga Metal Slug, con un 5 de apellido (dada la numeración 1, 2, X, 3 y 4 hasta la fecha) y con ansias de resarcirse de tantas críticas recibidas tras su última entrega. Había mucha expectación por saber cuál era finalmente el resultado, y no era para menos, pues estamos hablando de la última entrega para Neo Geo, de una de las mejores sagas de SNK, desde que en 1996 entró en escena la primera parte, revolucionando el género del Run and Gun.

Una generación de jugadores se crió con el título y el testigo fue pasando de secuela en secuela, hasta el día de hoy (recordemos como ejemplo el extraño pero adictivo Metal Slug Defense, entre otros), con oportunos brotes de originalidad en unas y calcos viles en otras. Título tras título hemos asistido a las aventuras de Marco y su comando de aguerridos soldados y sus singulares acorazados, impartiendo justicia por los más recónditos parajes.

La trama nos cuenta que roban un disco especial que contiene secretos de vital importancia sobre el proyecto Metal Slug. Al parecer, ha sido una organización misteriosa llamada El ejército de Ptolemaic, especializada en el espionaje arqueológico. Marco y Tarma, de la fuerza "Halcón", emprenden una misión de búsqueda de información al respecto, y en el proceso serán apoyados por Eri y Fio, de los "Sparrows". Juntos una vez más, el cuarteto investiga el objetivo del ejército de Ptolemaic.








Personajes
 
Marco Rossi   Tarma Roving
  • Es un italo-americano que ingresa en la Academia de Tecnologías Especiales. Después de su graduación, Marco entra en el Ejército Regular, concretamente en el escuadrón de los Peregrine Falcons. Rápidamente, destaca en esta unidad por sus actos de servicio, conocido además por su severo entrenamiento, y convirtiéndose pronto en primer teniente y líder del escuadrón.
  • Tarma, cuyo padre era un soldado condecorado, entró enseguida que pudo en la Academia de Oficiales de Tácticas Especiales en Combate. Fue asignado al Escuadrón de los Peregrine Falcons después de rescatar al Presidente, a la edad de veinte años. Allí conoció y entabló amistad con el que es su mejor amigo, Marco.
 
Eri Kasamoto   Fiolina Germi
  • Siendo un bebe la abandonaron en la puerta de una iglesia. Su nombre estaba escrito en una hoja de papel que estrechaba entre sus pequeñas manos. Fue acogida, y pasó los años viviendo en ese santuario. Fue reclutada para el servicio militar cuando sus habilidades llamaron la atención de la Agencia de Inteligencia, y como agente especial, recibió una buena educación para los niños con habilidades de espionaje.
  • La familia Germi es conocida por su riqueza y su servicio en el ejército. . Su familia se ha distinguido por su papel en el servicio militar en la primera época pasada, en la guerra napoleónica en 1800, y luego en las guerras de la unificación italiana de 1900. Muchos Germis que lucharon en las guerras perdieron la vida, pero aún así, el heredero elegido de la familia Germi debe servir en el ejército.
 




Un seguidor fiel de la saga siempre disfrutará del formato clásico de gráficos y sonido del Metal Slug a un nivel al que tal vez un jugador neófito no llegue a compartir del todo. Cierto es que la fórmula gráfica ha funcionado bien hasta ahora, pero no se puede evitar hacer ciertas críticas, teniendo en cuenta la plataforma para la que salió a la venta, más que conocida por el equipo de programación y para la cual ya se había hecho alarde de buenos efectos gráficos. Se podría haber hecho un esfuerzo mayor por innovar.

Y es que comparándolo con los demás títulos, vemos que la fórmula gráfica por su parte no ha variado, apenas ha cambiado nada, para tranquilidad de unos y malestar de otros. Como en entregas anteriores, muchos efectos especiales y voces no han cambiado en absoluto y las imágenes vienen siendo reediciones de un concepto ya conocido. Bien es cierto que es notable el esfuerzo en los gráficos de los escenarios, pero no compensa esa cierta dejadez técnica.

La entrega parece estar volviendo a las bases del primer Metal Slug, es decir, tiene una ambientación más militar, prescindiendo de los Mars People ni diseños excesivamente futuristas.

Se adopta el tan famoso formato de las demás entregas, aunque puede criticársele que peca por ser reiterativo a estas alturas. Eso sí, encontraremos alguna novedad, como nuestros enemigos que por el cambio en la trama, los ya conocidos sufren un leve lifting. También se incluyen otros nuevos. Los escenarios como siempre, están llenos de detalles, aunque en algunos casos y como venía siendo habitual, se los suele pasar por alto al existir una capacidad de absorción en la acción que nos despistar en este aspecto.








La gente de Noise Factory está nuevamente a cargo del apartado sonoro y nos presenta un interesante cambio. Si bien el acostumbrado estilo militar crea un buen ambiente, parece que no debía trasmitir la suficiente adrenalina y por tanto las melodías ahora incorporan elementos de heavy rock, para ser más exactos, elementos de Nü Metal.

Estridentes guitarras ejecutando pegadizos riffs siguiendo un potente ritmo marcado por la batería y respaldado por el bajo, sumado a un sintetizador y alguno que otro efecto de sonido, puede decirse que las melodías están muy cuidadas, son pegadizas al oído, incluso si este género musical no es de nuestro agrado.

Respecto a los efectos, son los mismos que se usaron en las entregas anteriores, es decir, nada nuevo. Mismo sonido de disparo, voces, explosiones... todo nos será familiar, lo cual a pesar de no sorprender por su innovación, permite una consistencia general de la franquicia. Cualquier jugador con un mínimo de experiencia en este género, reconocerá la procedencia de estos sonidos, casi al instante.

 


 


Destaca en primer lugar la ausencia de los dos nuevos reclutas seleccionables en la cuarta entrega, por lo que volvemos a la cuadrilla inicial correspondiente a las entregas 2, 3 y X. A pesar de que la fórmula es ya conocida y funciona, hubiese sido interesante incluir los otros dos. Estos son los controles:

Movimiento Botones
Disparar
Saltar
Deslizarse +
Granadas
Destruir nuestro vehículo
Cancelar deslizamiento durante deslizamiento
Disparar hacia abajo , +


Como es costumbre, encontramos algunos vehículos nuevos:

Nuevos Vehículos
 
TIAF 660
  • Vehículo con cañón Vulcan que gira 360°. No se puede salir del vehículo y está en constante movimiento, similar a la camioneta de Metal Slug 4.
 
Augensterm
  • Máquina gigante que camina mediante dos largas patas y que está sostenida de las otras dos sujetas al techo. Tiene dos cañones Vulcan cuyo funcionamiento recuerda bastante al slugnoid, y tiene la posibilidad de lanzar un arpón. Cuenta además con la ventaja de que el piloto, al situarse en una posición elevada, resulta más difícil ser alcanzado por un disparo enemigo.
 
Slug Gunner
  • Recuerda al Rebel Armor del Metal Slug 3 con la diferencia de que puede pasar a un modo oruga, en el cual queda muy parecido al clásico Slug; lo mismo se logra agachando.
 

De los tres vehículos puede que el más original sea este último. Sin embargo su manejo es más bien engorroso, pues dispara en una sola dirección: hacia adelante. Para disparar hacia el otro lado, el Slug Gunner debe darse la vuelta, lo que implica que hay que ponerlo de pie, dejar de disparar y mover la palanca hacia el otro opuesto, lo que le lleva unos segundo en los que somos vulnerables, por lo que tal vez es preferible simplemente salirse del vehículo...



También contamos con un nuevo movimiento, y es el hecho de que nuestro personaje pueda deslizarse, resultando de mucha utilidad a la hora de esquivar disparos. Los veteranos de la serie puede que sufran un poco con él y lo activen por error al tratar de disparar hacia abajo. También se le puede criticar que le resta un poco de dificultad al juego.

Respecto a lo demás, no hay ningún arma nueva (aunque se mantiene la ametralladora doble del Metal Slug 4), también se ha ido el sistema de "metallish" y el único cambio de estado que se mantuvo fue el de engordar, o sea, se prescinde de las transformaciones en zombie o mono.

La dificultad es correcta si queremos diversión sin más, pero está algo falto de tensión. Podría decirse que está a la altura de Metal Slug 2, pues casi no hay momentos en que los nervios se pongan que realmente a flor de piel. ¿Quien no recuerda los vagones del subterráneo en Metal Slug 2/X, que había que romper a disparos para no morir arrollado? ¿O los clones-zombie de nuestro camarada secuestrado, que nos perseguían en la nave alienígena de Metal Slug 3? Momentos así no los encontraremos en esta entrega.






Aunque los jefes no son tan faltos de carisma como sucedió en Metal Slug 4, tampoco están a la altura de los primeros juegos de la serie. Hay detalles que se podrían haber mejorado, como por ejemplo al terminar con el jefe de la segunda misión y que no acabe destruido en una aparatosa explosión, da la sensación de que debería haber algo más. El jefe final, de diseño totalmente inesperado, está completamente fuera de lugar.

Además, es bastante más corto en comparación a los anteriores, pues con cierta experiencia, lleva poco más de 30 minutos finalizar esta entrega, y eso sin tener en cuenta las partidas a dobles. Dicho sea de paso y sin desvelar nada, para colmo la secuencia final es bastante decepcionante, pues no trasmite ni humor ni heroísmo, algo que si encontrábamos en las entregas anteriores.

Metal Slug 5 seguramente iba a ser más completo. De hecho analizando el código fuente, aparecen sprites sin uso, en los que aparecen los frames de animación de un personaje flotante, de túnica y con una máscara. Desgraciadamente la industria de los videojuegos no puede evitar los pormenores empresariales, y en este sentido casi con toda seguridad los programadores tuvieron que desechar ideas debido a los plazos de entrega.





Es una de esas entregas que aunque no esté a la altura de las más carismáticas, pertenece a una saga tan legendaria que basta pertenecer a ella para entretener al jugador como si de una obra maestra se tratara. Metal Slug 5 mantiene la fórmula presente en las demás entregas, una ambientación militar, gráficos y efectos prácticamente iguales, y una jugabilidad casi idéntica al original, aseguran el éxito en cuanto a la diversión ofrecida.

Sin embargo se echan de menos innovaciones o añadidos que pudieran dar una evolución lógica a la franquicia que desde Metal Slug 3 no se producía. El resultado decepcionó en cierto modo, pero no significa que sea un mal juego. Especialmente si disfrutamos con los títulos de acción en particular, a buen seguro que éste nos encantará. Aunque en realidad quizás debiéramos decir eso de que en definitiva... es un Metal Slug. Quizás no haga falta añadir nada más.








Lo Mejor  

- Jugable y divertido como cualquier otra entrega.

Lo Peor  

- No aporta nada nuevo a la saga.

Alternativas  

Siempre que estemos ante cualquier entrega de Metal Slug, será muy difícil encontrar otro título que nos pueda divertir tanto, así que las alternativas son claras: cualquiera de las anteriores entregas. Si queremos salir de la franquicia, los dos Shock troopers o el veterano Cyber Lip nos agradarán, aunque evidentemente con una jugabilidad un paso por detrás.


     


No disponibles


  Subir
 
Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos