Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos 





Power Spikes II
Género Deportivo
Número de fases 5
Niveles de dificultad 8
Jugadores 1 - 2
Continues infinitos
Duración de la partida 25 minutos
Memory Card
Trucos No


Durante décadas, el mundo arcade ha acogido títulos de la más diversa índole, y raro era el año en el que no se creara algún nuevo género, o se presentara alguna nueva idea que aportara frescura a los salones recreativos. En 1989, la empresa Video System lanzaba al mercado un curioso título de voleibol llamado Super Volleyball, que a su vez tendría su continuación en 1991 bajo el título de Power Spikes. No alcanzaron el éxito que se esperaba, sin embargo volvieron a probar suerte en 1994 con la continuación definitiva para la placa Neo Geo, bajo el título Power Spikes II.

Lejos de ganarse una buena acogida, rápidamente cayó en el olvido (tampoco ayudó que no se publicara en la versión doméstica), y a día de hoy, es para muchos un arcade desconocido. Con unas características técnicas que no destacaban lo más mínimo, no es difícil entender el por qué de su situación.





La intro es muy vistosa, recordando enormemente a Soccer Brawl. Al igual que en éste, veremos algunos de los jugadores y su extraordinaria equipación, así como algunos escaneos de robots, que nos centran en la temática del juego.

Sin embargo, será lo único que realmente nos llame la atención, ya que gráficamente deja mucho que desear, siendo uno de los más mediocres del catálogo. A pesar de existir títulos con gráficos que simulan las 3D, como Overtop, Viewpoint o Neo Driftout, aquí los partidos se juegan en vista lateral, sin ningún cambio de cámara que pudiera variar la visualización del encuentro.

A ello debemos sumar que el trabajo con los sprites roza lo ridículo, puesto que tienen todo lo que una empresa programadora debe tratar de evitar. De este modo, nos encontramos con un tamaño de los sprites muy pequeño, además de que no existen diferencias entre los integrantes de un mismo equipo y que las animaciones son muy escasas (y cada una de apenas unos pocos frames). Por no mencionar algunos movimientos extraños, como las celebraciones de cada tanto del partido, haciendo que nuestro equipo parezca más bien un grupo de pequeños muñecos movidos al azar, que no unos jugadores profesionales.

Sin tener en cuenta el plano lateral, los estadios en los que juguemos serán demasiado parecidos unos de otros, cambiando únicamente el plano más alejado y sólo en la liga de robots, pues cada encuentro cuenta con un planeta de fondo diferente, que aunque pretenda dar cierta variedad a los partidos, apenas lo consigue. Como única animación nos encontramos con el público, sin apenas detalle y sin ningún objetivo más que el de hacer acto de presencia.








Siguiendo con el escaso nivel de calidad alcanzado en el apartado gráfico, el apartado sonoro tratará de dejar al juego todavía en peor lugar. Sus músicas a pesar de tener unos acordes apropiados para un título de estas características, son claramente repetitivas, y el hecho de tener que escuchar una y otra vez un bucle de duración corta, no ayuda a tener una buena experiencia. Para empeorar las cosas, no escucharemos más de tres melodías durante cada uno de los campeonatos, así que la repetitividad todavía se hace más patente.

Los efectos de sonido son igualmente escasos y no contribuyen prácticamente en nada en crear una ambientación decente. Dos o tres sonidos diferentes para el golpe a la pelota, dependiendo de la fuerza, el clamor del público únicamente al anotar un tanto (el resto será ruido ambiental), y algunas voces, será todo lo que nos ofrezca Power Spikes II.




   



Estos son los controles básicos:

Movimiento Botones
Levantar el balón /
Levantar y lanzar + / +
Lanzar a diferentes distancias / / +
Bloquear lanzamiento contrario


Power Spikes II nos invita a jugar a voleibol en un futuro próximo, en el cual también se admiten robots como jugadores. Uno de los atractivos es que podremos elegir entre varios torneos: el World Men (de hombres), el World Women (de mujeres) y la Hyper League (de robots), habiendo 8 equipos para elegir en cada uno.





Es casi un despropósito jugable, pues a pesar de que la idea es muy original, tratar de que el partido completo se represente en un plano lateral, es algo que en la práctica pasa factura. Porque no jugaremos a voleibol, sino que nos limitaremos a controlar a cada uno de nuestros 5 integrantes de nuestro equipo, situándolos correctamente a la izquierda o a la derecha. Pero es que incluso esto se vuelve complicado, puesto que es realmente difícil saber cuántos jugadores tenemos en el campo, debido a dos razones. La primera, es que todos los jugadores están diseñados del mismo modo, haciendo imposible la tarea de distinguirlos. Segundo, porque debido a la IA, su patrón de movimiento tenderá siempre a acercarse hacia la red, apelotonándose y haciendo difícil la aplicación de cualquier estrategia.

Es por eso que la IA durante la partida deja bastante que desear, pero no sólo por ese motivo, sino porque continuamente se sucederán los lanzamientos que en pocos minutos nos daremos cuenta de que siguen siempre un mismo patrón, volviéndose demasiado predecible, Por si fuera poco, se nos señalará dónde caerá la pelota en nuestro campo, así que nos limitaremos a mover al jugador de turno hacia esa posición, señalada por una flecha.

La dificultad no es demasiado elevada, debido sobre todo a que parece que los jugadores se movieran en slow motion, Que ganemos un encuentro no deja de tener un componente demasiado al azar, ya que nunca sabremos a ciencia cierta si la fuerza de nuestro disparo con el balón podrá derribar al jugador rival o no y por lo tanto, si anotaremos o no.









Tiene tantas carencias que difícilmente vamos a dedicar más de un par de partidas a comprobar que efectivamente, Video System pudo hacer mucho más. Los gráficos y sonido no consiguen en absoluto crear una mínima ambientación que pueda enganchar al jugador, por no mencionar una jugabilidad totalmente plana y sin ningún incentivo. Es en definitiva, uno de los títulos más mediocres del sistema, sin aliciente rejugable.







Lo Mejor  

- El género, único en el catálogo.

Lo Peor  

- Apartado técnico muy pobre.
- Jugabilidad plana, sin ningún interés.

Alternativas  

No existen más alternativas a este título de voleibol, de manera que si quisiéramos jugar a algún otro deportivo dentro del catálogo, deberíamos acudir al género del fútbol, la conducción e incluso al rugby.


     


No disponibles.


  Subir
 
Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos