Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos 





Puzzle de Pon!
Género Puzzle
Número de fases 48
Niveles de dificultad 8
Jugadores 1 - 2
Continues infinitos
Duración de la partida 40 minutos
Memory Card
Trucos No


Puzzle De Pon! fue creado por Visco en 1995, y es en definitiva un clon de Puzzle Bobble. Es cierto que presenta algunos cambios que lo hacen diferente al original, pero no supone un gran salto tan memorable como para pensar que estamos ante un juego innovador. Desde luego no es ni mucho menos mediocre, luego a buen seguro tendemos diversión para rato. Por cierto y como curiosidad, la palabra Pon es una palabra japonesa que se utiliza para referirse a algo que explota, (como una pompa de jabón).

La trama es sencilla. Nos propone el reto de poder convertirnos en el dios sol, y para ello deberemos recolectar cada uno de los signos del Zodiaco que han quedado atrapados por unas pompas de colores.







Gráficamente es bastante parecido a Bust-A-Move, puesto que el sistema de juego es el mismo. Se nos presentarán una serie de pantallas en las cuales una figura central aparece atrapada por bolas de colores, y los sprites se resumirán en estos elementos, nada más, así que no esperemos grandes animaciones ni efectos espectaculares, pues si algo caracteriza a este tipo de juegos, es precisamente la sencillez en todos los aspectos. Por otra parte el HUD es bien sencillo (puntuación, cronómetro y poco más), y nuestro personaje también tendrá un diseño austero, el cual veremos que controla el cañón que lanza las bolas a la pantalla.

Los backgrounds dejan bastante que desear, puesto que se limitarán a ser fondos basados en el espacio exterior, consistente en un color oscuro con estrellas, algo que pantalla tras pantalla, nos llegará a cansar. El marco que rodea la zona de juego es el que variará de una zona a otra, aunque estos cambios serán solamente relativos al color de fondo (azul cielo, verde claro...) en definitiva, un conjunto de lo más sencillo. Tal vez demasiado.









Las melodías serán bastante sencillas y repetitivas, a excepción quizás de la intro, teniendo en cuenta que dura bastante poco. El resto del tiempo, ya que las partidas nos obligan a estar en cierta tensión debido a su propia dificultad, cada melodía tratará de trasmitir esa sensación, incluso acelerando ritmos al acercarnos al final del tiempo permitido. No tendrán una composición demasiado elaborada como para resultar pegadiza, al contrario, a veces se nos harán demasiado estridentes debido a su naturaleza tan infantil, así que prácticamente no recordaremos haberlas escuchado, una vez hayamos dejado de jugar. Los efectos siguen esa línea, siendo en general unos sonidos en cierto modo, calmados. Asimismo tendremos una aparición mínima de voces, resumidas en el inicio de cada partida y ese “Puzzle de Pon!” que da nombre al título, “Ready, Go!” y poco más.

     


Es muy similar a lo visto en Puzzle Bubble / Bust-A-Move. Deberemos apuntar nuestro lanzador de bolas a la parte superior de la pantalla, apretando el botón de disparo para lanzarla. Estas burbujas al ser lanzadas, se pegarán a otras bolas o al techo, aunque rebotarán en las paredes, como si de un billar se tratara. Deberemos ir eliminando bolas, y para ello deberemos hacer coincidir tres o más bolas de un mismo color. Además, si las bolas que desaparecen servían para sujetar otras en la parte inferior, estas caerán, desapareciendo junto a las demás.

El argumento está relacionado con los 12 signos del Zodiaco. El objetivo es ir recogiendo ítems especiales con símbolos que representan cada uno de esos signos, de manera que cada cuatro niveles conseguiremos un símbolo en concreto, siendo el resto más bien parecidos a piezas ornamentales. Estos ítems estarán localizados más o menos en el centro de la pantalla y estarán rodeados por bolas que lo aprisionan, siendo nuestro objetivo el de destruir el suficiente número de ellas como para liberarlo y conseguirlo. Da igual si no destruimos todas las bolas de la pantalla, lo único importante en este aspecto es destruir las que aprisionan al ítem. Obviamente, el juego finalmente acabará al conseguir todos los signos del zodiaco.

Al contrario que en Puzzle Bubble / Bust-A-Move, si en aquel la duración de cada fase estaba limitada por lo rápido que iba cayendo el techo, reduciendo más y más el área de juego, aquí nos encontramos con un cronómetro que nos obligará a acabar cada una de las pantallas en menos de dos minutos. Si conseguimos acabarla de manera que nos sobren más de 30 segundos, recibiremos bonus proporcionales al tiempo sobrante, con un máximo de 100.000 puntos. Si acabamos por debajo de 30 segundos, no tendremos bonus.





Además de las bolas de colores, nos encontraremos con algunas especiales:

  • - Bomba: al chocar contra otras bolas explotará, destruyendo cualquier bola próxima a ella.
  • - Barrera: es una bola invulnerable. No puede desaparecer al contacto con otras bolas, pero si que puede estallar gracias a la Bomba. Además, puede caer, si hacemos desaparecer las bolas que la sujetan.

  • - Estrella: Hace desaparecer todas las burbujas del color que toca. No tiene efecto sobre la Barrera.
  • - Flecha: permite apuntar viendo la trayectoria que seguirá la bola, incluidos los rebotes en las paredes. Su uso está limitado por el tiempo, cada vez menor cuanto más avanzamos.

Si al morir elegimos continuar, las fases se volverán progresivamente más fáciles cuanto más veces iniciemos una fase en concreto. Recibiremos también ayudas en forma de bolas-flecha y bolas-estrella.

Por último y refiriéndonos a la experiencia de juego, decir que al igual que en Puzzle Bubble / Bust-A-Move, nos permite ver la bola que vendrá a continuación de la que tenemos preparada para lanzar, lo cual nos permite adaptarnos en tiempo real a la situación de cada momento. Sin embargo, destaca negativamente que al ser una sucesión de bolas de colores totalmente aleatoria, un alto porcentaje de estas bolas no nos servirá de nada, con lo cual tendremos que mandar dichas bolas a ambos extremos de la pantalla, con tal de no entorpecer nuestro objetivo, que no es otro que liberar la pieza central. Por lo tanto, la frustración puede hacernos pensar que en realidad estamos jugando a un nivel de dificultad mucho más alto que no el que en realidad tenemos activado. También deberemos andar con ojo con los rebotes y trayectorias, puesto que las bolas en este caso son mucho más “pegajosas” que en Puzzle Bubble / Bust-a-Move, no permitiendo ni un milímetro de margen de error, algo que incrementa la dificultad aún más.






Si nos gustó la experiencia con el primer Puzzle Bubble / Bust-A-Move, este juego nos divertirá igualmente, puesto que añade la característica jugable de liberar esa pieza central. Es en realidad, una pequeña evolución de aquel. Eso si, la dificultad está ahí, y por tanto es un título más bien orientado a jugadores con experiencia, que no a casual gamers, puesto que como hemos dicho anteriormente, cuenta con algunas pegas que lo vuelven bastante difícil incluso en los primeros compases.

Sin embargo siempre nos querremos poner a prueba con un título de estas características, en aras de intentar rebotes y trayectorias más y más ajustadas y difíciles que nos permitan llegar siempre un poco más allá de la última partida. Si nos gusta este tipo de juego, no deberíamos dejarlo escapar.






Lo Mejor  

- Incorpora aspectos novedosos dentro del género.

Lo Peor  

- Adolece de algunos defectos que lo convierten en un reto difícil de superar.

Alternativas  

Existen multitud de opciones si queremos seguir disfrutando de este tipo de juegos. Sin salirnos de la franquicia, tenemos la segunda parte, Puzzle de Pon! R, aunque también podemos disfrutar de los títulos de la saga Magical Drop o Bust-A-Move.


 



No disponibles.


  Subir
 
Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos