Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos 





Twinkle Star Sprites
Género Shooter / Puzzle
Número de fases 7
Niveles de dificultad AES 4
Jugadores 1 - 2
Continues AES 4
Duración de la partida 20 minutos
Memory Card
Trucos


En 1996 se lanza al mercado arcade un título programado en conjunto por SNK y ADK. Que fuese tan aceptado por el público era solo cuestión de tiempo, pues innovaba en cuanto a su jugabilidad, abriéndose camino entre el género de puzzles y los shooters.

La historia nos cuenta que Load Ran es un hada de tan solo 10 años, e hija de la reina Memory. El mundo de las hadas y demás seres fantásticos corre peligro, ya que la Twinkle Star, una estrella legendaria que puede cumplir cualquier deseo, ha caído en manos de Mevious, el villano de este juego. Ran se transformará en una "Magical Girl" (al estilo de otras chicas mágicas tipo Sailor Moon o Sakura Card Carptors) y con la ayuda de su compañero, el conejo/gato Rabbicat, emprenderán el camino en aras de recuperar la Twinkle Star. La misión no será fácil, ya que hay otros personajes que van tras esta estrella legendaria y estarán dispuestos a enfrentarse entre si para ver quién logra conseguirla primero. Cuando el momento indicado llegue, nuestra pequeña Ran se transformará en una chica más adulta llamada Sprites.






Personajes
 
Arthur Schmitt Ciel Ah Ruu Dark Ran Do Edge Kim
 
Friesia Rosemary Gao Gao Griffon Load Ran Macky y Pentell
 
Maruu y Soran Meirin Queen Memory Mevious Tenjin Mikoto
 
Nanja Monja Really Til Really Ries Retam y Merry Sprites
 
 
Time Buttermitt Tinker y Linker Vier Ah Ruu Yan Yanyang  
 





Gráficamente no es puntero. Las ilustraciones de los personajes son de lo mejor que ofrece el título, con un aire "kawaii" (término japonés que hace referencia a la ternura) muy característico. Los escenarios, (con nombres como Cloudia, Freezia, Forrett...), contienen detalles curiosos, como la constante aparición de nuevos elementos en las localizaciones que hace de cada fase un bonito recorrido. Los sprites de los personajes en pantalla son pequeños, aunque con suficiente nivel de detalle. Los enemigos son cuanto menos originales: nubes, pájaros, cofres, almejas, muñecos de nieve... aunque con el tiempo y fase tras fase, podrán llegar a hacerse repetitivos.

En general, tiene un buen diseño 2D, con un uso de tonos pastel que le confiere un aspecto infantil acertado dada la temática, pero con una inevitable doble lectura, pues si se hubiesen utilizado colores más vivos (como de hecho hace uso el Hud), a buen seguro dichas localizaciones habrían sido mucho más llamativas. La acción en pantalla es frenética, y al sobrevolar tantas localizaciones con tantos cambios en ellas (ya sea volando sobre un bosque, un lugar lleno de nieve, ruinas antiguas, el espacio...) esos tonos tan apagados hace que nos perdamos muchos detalles que de otro modo, resaltarían más.

También nos encontraremos con multitud de efectos muy convincentes tales como disparos y explosiones, mucho más trabajados que en algunos otros shooters, sobretodo a lo que a los impactos se refiere. Destaca también el ataque especial, como cuando aparece Ran en pantalla muy bien animada en su versión adulta, u otros ataques, como un maremoto que arrastra todo lo que hay en pantalla. Con toda esta carga de detalles técnicos, uno se pregunta si Twinkle Star Sprites se ralentiza en algún momento durante la partida. La respuesta es que nunca lo hace, por más explosiones, enemigos o disparos tengamos en pantalla. La suavidad del scroll será la constante.








La música es notable, con algunos temas interesantes. La sencilla intro nos basta para hacernos a la idea de como se escuchará el título en su conjunto. Se luce con músicas que aunque no sean muy pegadizas, son las que un buen arcade debe tener, muy rítmicas que hacen mantenernos atentos a la acción de la pantalla.

Como ocurre en los demás juegos del catálogo, los diálogos entre personajes se resuelven con textos sin audio. Podremos escuchar las voces de los personajes durante la partida, ya que gritan cuando lanzan ataques, se lamentan cuando pierden o festejan cuando ganan. Y siempre en un tono Kawaii muy acertado, con voces infantiles y con un claro acento japonés.

Cuenta con una banda sonora optimista que nos recordará bastante a otros igualmente alegres, como Blue's Journey o Puzzled, ente otros.

     


Podremos elegir entre tres modalidades de juego:

- Modo Historia: Ran, acompañada del gato-conejo Rabbicat, en busca de la preciada Twinkle Star, se las verá en su camino con diversos personajes, entre ellos un gato pervertido, una chica montada en un mini-dragón, dos hadas gemelas, su propio lado oscuro y un malo andrógino, entre otros. En este modo de juego las escenas de presentación antes de cada combate resultan graciosas. Disponemos de tres vidas, aunque podremos conseguir una vida extra durante la partida.

- Modo Personaje: Podemos controlar a cualquiera de los personajes (excepto los secretos que igualmente se pueden desbloquear) para realizar un viaje en busca de la Twinkle Star. No hay escenas de presentación, pero sí finales. Cada personaje tiene sus ataques especiales y sus estadísticas (medidas en velocidad y potencia), lo que hará que cada uno de ellos tenga una estrategia a seguir para poder controlarlo a la perfección. De nuevo, al inicio contamos con tres vidas.

- Modo competitivo: el típico modo versus, para demostrar nuestra habilidad y reflejos ante un amigo. Aquí gana el mejor de tres rondas. Hay un límite de 100 segundos para derrotar al enemigo, tras el cual aparece la Muerte y tratará de tocar a uno de los personajes. Si lo toca, significa el fin. Y aunque se pueda destruir, la Muerte volverá.

El manejo de nuestro personaje es muy sencillo: el joystick nos permite moverlo por nuestra mitad de la pantalla, el botón nos permite disparar (y cargar energía si lo dejamos pulsado) y el lanzar bombas, ideales en momentos en que la pantalla se llena de enemigos, aquí llamados gólems. Estos varían en tamaño (desde minúsculos a enormes) y en colores: rojo, amarillo, verde, azul y morado. Cuanto más cerca del rojo esté su color, más fácil será destruirlo (con cada disparo cambiará de color) y la explosión será mayor conforme al tamaño del mismo. Algunos tienen incluso una burbuja protectora, una defensa extra que los hace más difíciles de destruir.






La mecánica es sencilla. Debemos derribar a nuestro adversario, quitándole los cinco corazones de su barra de vida. Cada vez que el rival reciba un impacto, se rellenará parte de nuestra vida, si es que hemos sufrido daños. Los propios gólems desestabilizarán al imprudente que choque contra ellos e incluso le restarán vida, aunque cuando nos quede medio corazón de vida, solo nos harán perder el control. Eso si, cada vez que nos toquen, perdemos potencia de fuego y velocidad, hasta que destruyamos más gólems.

Para atacar a los enemigos necesitaremos conseguir explosiones encadenadas de varios gólems para que nos creen unas llamas (amarillas para el jugador 1 y moradas para el 2) que se lanzarán a por nuestro rival. El mínimo de explosiones encadenadas para que nos salga una llama es de 4. El daño de estas llamas será considerable y cuanto mayor sea el combo, más llamas saldrán y más grandes serán. Por otro lado, estas llamas podrán ser devueltas por el adversario. Cuando esto ocurra volverán para atacarnos, pero con un brillo verde. Si a su vez las conseguimos devolver, cambiarán y se convertirán en un objeto indestructible que atacará al enemigo, teniendo que esquivarlo a la fuerza. Esto es lo que se conoce en el juego como Extra Attack, el cual resta bastante vida. También contamos con un ataque aún más poderoso, el Boss Attack, que puede lograrse con una gran serie de combinaciones de explosiones o usando la barra de energía de la parte inferior de la pantalla.

Por otra parte, comenzamos cada pantalla con 2 bombas que lógicamente, se van gastando a medida que las empleamos. Son muy útiles a la hora de acabar con los enemigos de nuestra mitad, aunque no sean buenas para realizar combinaciones. Además, las explosiones de los gólems pueden tener efectos beneficiosos.

Durante la partida encontraremos objetos que darán una bomba extra, mientras que otros simplemente darán puntos. También podemos encontrar una esfera azul con una luna amarilla que si la destruimos, hará que nuestro personaje tenga un brillo amarillo. Esto significará que cada gólem que explote se convertirá directamente en una llama que se lanzará contra nuestro enemigo. En este estado es cuando hay que aprovechar para infligir a nuestro rival el máximo daño posible.






En cuanto a nuestro Hud, dispondremos de una barra de energía situada en la parte baja de la pantalla y con capacidad para tres niveles de stock. A medida que vayamos destruyendo gólems, la barra irá rellenándose de rojo. Cargar estando en el segundo o tercer nivel, nos permitirá realizar el Extra Attack (sin tener que esperar una llama verde) o el Boss Attack, respectivamente. Al ejecutar dichos ataques, consumimos la energía acumulada en la barra y habrá que volver a rellenarla hasta el nivel deseado.

El control del personaje durante la partida nos obligará a estar pendiente de multitud de variables, pues al mismo tiempo deberemos disparar, esquivar, devolver ataques enemigos... pero no por ello deja de ser amigable. De hecho tiene una curva de dificultad acertada, siendo fácil acostumbrarnos a su jugabilidad. Con el tiempo y la práctica, conseguiremos convertirnos en auténticos expertos. Aparte, el Modo Personaje nos invita a pasarnos el juego con cada uno de ellos, teniendo cada cual su propia forma de manejo, de control y disparo... lo que nos llevará su tiempo dominarlos, aportando un componente rejugable.





A primera vista engaña por su apariencia comercial e infantil, sin embargo nos encontramos con una más que interesante mezcla entre el género puzzle y shooter, dando como resultado un producto sumamente original. Además cuenta con un ritmo frenético (durante una partida nos llueven, literalmente, los ataques y contraataques) alcanzando cotas de diversión inimaginables, máxime si nos referimos al modo Vs.

Que tenga diversos modos de juego, y a su vez cuente con un apartado técnico de gran calidad, no son más que puntos a su favor.
A pesar de su mecánica sencilla, es adictivo como pocos, de modo que a buen seguro acudiremos a él asiduamente.









Lo Mejor  

- La fusión entre los géneros shooter y puzzle, muy acertada.
- La ambientación.

Lo Peor  

- Los tonos pastel de los escenarios no consiguen resaltar los detalles que en ellos encontramos.

Alternativas  

Como mezcla dos géneros, hace que estemos ante la única alternativa dentro de todo el catálogo. Sin embargo si seguimos con esa temática kawaii, a buen seguro que Captain Tomaday nos agradará, pese a su gran dificultad, y a no mezclar géneros. Ya dentro del shooter puro, recomendamos Last Resort, Alpha Mission II, Strikers 1945 Plus o Blazing Star.

 



Luchar como Memory:
En la pantalla de selección de personaje, situarse sobre Load Ran y pulsar
, , , ,

Luchar como Sprites:
En la pantalla de selección de personaje, situarse sobre Load Ran y pulsar
, , , ,

Luchar como Dark Ran:
En la pantalla de selección de personaje, situarse sobre Griffon y pulsar
, , , ,

Luchar como Mevious:
En la pantalla de selección de personaje, situarse sobre Griffon y pulsar
, , , ,


  Subir
 
Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos