Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos 





Windjammers
Género Deportivo
Número de fases 6
Niveles de dificultad 4
Jugadores 1 - 2
Continues 4
Duración '1 Credit' 20 minutos
Memory Card
Trucos No


Es uno de los títulos más carismáticos del catálogo, tanto por su temática original como por su jugabilidad, lo cual hace que a día de hoy, sea considerado igual de adictivo que en la época de los salones recreativos.

El género, aunque considerado como deportivo, no deja de ser un Pong sumamente evolucionado, en el cual en lugar de tener las barras al estilo Arkanoid, tenemos a cada uno de los personajes seleccionables, y en lugar de pequeña bolita blanca, nos encontramos con un frisbee, término que en inglés es “flying disk”, de ahí el título de la versión japonesa.

Deberemos ganar cada uno de los partidos de frisbee que se nos presenten, y ganará quien más puntos anote en el marcador, antes de que acabe el tiempo.








Sin destacar demasiado en nada, cumplen el objetivo de resultar atractivos, frescos y acorde con la temática. La paleta de colores es muy viva, muy al estilo Blue's Journey, y ambienta perfectamente cada uno de los partidos que vamos a llevar a cabo.

Los escenarios, los cuales corresponden a las pistas de juego, van a ser muy diferentes unas de otras, y de este modo podremos encontrar una que recuerda a una pista en la arena de la playa, y otras algo más complejas, como por ejemplo que incluyan obstáculos que requieran una técnica más depurada.

Los personajes así como el resto de sprites simplemente tienen las animaciones necesarias aceptables, y no encontraremos ningún alarde técnico en este aspecto. Los efectos son igualmente simples, pues además de ser escasos, no son visualmente espectaculares, más bien al contrario, muy comedidos.







Al igual que el anterior apartado, simplemente cumple con la función de añadir un clima arcade a modo de melodías que sin destacar por su complejidad, aportan ese aire deportivo a cada uno de los diferentes encuentros.

Tan sólo los efectos de voz quizás se deberían haber cuidado un poco más. No hay demasiada variedad, y están grabadas con un “ruído” perceptible. En cualquier caso no merma en absoluto el apartado técnico, que como hemos dicho, no pretende mostrar ningún alarde técnico.

 


 


La jugabilidad es perfecta. El objetivo es ganar y superar cada una de sus seis fases. Empezaremos seleccionando una de las cuatro dificultades y tras ello, seleccionamos personaje de entre los seis disponibles (cada uno con características diferentes). Por último, seleccionamos la pista. Los controles son muy sencillos:

Lanzamiento Botón
Normal
Parábola
Lanzar con efecto / +



Ofrece más movimientos aparte de estos más básicos. Por ejemplo, si el personaje se protege, el disco rebotará hacia arriba, pudiendo entonces cargar energía y lanzar mediante un especial. También podemos lanzar con efecto curvo hacia la izquierda o hacia la derecha, ejecutando el combo típico del “kame” de manera superior o inferior, respectivamente.

Las partidas tendrán un ritmo frenético, no existen salidas fuera de pista, y tal y como viéramos en Soccer Brawl, no existen saques de banda ni nada parecido, sino que el punto acaba cuando el frisbee entra en cualquier portería, o cuando se deja caer al suelo. Dependiendo de cómo anotemos tanto, la puntuación variará con el objetivo de animar al jugador a marcar mediante técnicas más avanzadas.



Nos encontramos con dos originales fases de bonus. En la primera tras el lanzamiento del frisbee y teniendo el control de un perro, deberemos recuperar el disco lo antes posible. En la segunda, utilizaremos el disco a modo de pelota de bolos y deberemos derribar el mayor número de ellos.



Las dificultades son las típicas de muchos otros títulos del catálogo, pero el modo MVS y Hard, pondrán a prueba los reflejos del jugador, es una dificultad apta sólo para los más experimentados.

Como única pega a tanto acierto, es el escaso tiempo del que dispondremos en las partidas individuales, ya que en apenas unos segundos deberemos derrotar al contrario, haciéndose necesario el uso de la Unibios para aumentar esos tiempos.

Llega a cotas jugables insospechadas en el modo dos jugadores, pues en este caso la diversión no tiene límite al poder engañar con efectos al rival, sorprenderlo con rebotes en el último momento, etc. Es una experiencia que debe probarse o de lo contrario no le llegaremos a sacar todo el partido.





Tanto en el modo un jugador como en el de dos jugadores, se vuelve incombustible a todos los efectos, por su sencillez pero sobretodo por su temática, ya que cada nueva partida se convierte en una experiencia nueva, un nuevo reto en el cual se puede vencer al rival de una forma totalmente diferente a las anteriores, ya sea la CPU o un amigo. Si sagas como Metal Slug o The King of Fighters pueden presumir de su apartado técnico, sin duda Windjammers se lleva el primer premio a la rejugabilidad.






Lo Mejor  

- Uno de los más adictivos de todo el catálogo.

Lo Peor  

- El cronómetro en el modo un jugador nos da un tiempo demasiado escaso.

Alternativas  

Dentro del género deportivo "fantástico", no tendremos mucho donde elegir. Pero lo pasaremos muy bien con Soccer Brawl y 2020 Super Baseball.


 



No disponibles.


  Subir
 
Inicio |  Foro | HistoriaCatálogo / ReviewsDosieres | Glosario | EntrevistasLista de precios | EnlacesCréditos